Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los taxistas critican a Competencia por apoyar a las VTC

La Federación Sindical del Taxi elogia al ayuntamiento por ser "de las pocas administraciones" que los defienden

Protesta de taxistas contra Uber y Cabify.

Los taxistas de València tienen claro quién está con ellos y quién es el enemigo en su litigio contra los Vehículos de Transporte con Conductor, las populares VTC, cuyas caras visibles son las compañías Uber y Cabify. Después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) enviara un requerimiento al Ayuntamiento de València para que retire de la Ordenanza de Movilidad los artículos en los que obliga a contratar los servicios de VTC con una hora de antelación, aparcar a más de 300 metros de lugares de concurrencia y cambiar sus coches por otros de "emisiones cero", la Federación Sindical del Taxi de València ha emitido un comunicado en el que da su apoyo al ayuntamiento y lamenta la posición de la Comisión de la Competencia, a la que acusa de "favorecer a las multinacionales para crear su monopolio en el transporte y convertirlo en una selva, desprotegiendo al usuario".

"El ayuntamiento, con su regulación, lo único que intenta es evitar que las VTC hagan de taxis en la ciudad y evitar que haya cientos de vehículos negros dando vueltas por València saltándose las normas nacionales del transporte", dice la Federación, que recuerda que el Tribunal Supremo ya determinó en 2018 que "cualquier regulación a las VTC está justificada para diferenciar a los dos sectores y garantizar la sostenibilidad del servicio público del taxi".

Críticas y elogios a los políticos

La Federación Sindical del Taxi lamenta que haya políticos trabajando para multinacionales tras dejar sus cargos, como es la presidenta de la Comisión de la Competencia, que "trabajó como abogada para Uber antes de estar al frente de la entidad". Y elogia al Ayuntamiento de València "por ser una de las pocas administraciones que no se ponen de perfil ante la injusticia que sufren casi 100.000 taxistas y sus familias en toda España".

"Es una vergüenza que un organismo público pagado por todos los ciudadanos intente favorecer a multinacionales que tributan en paraísos fiscales"

decoration

"Es una vergüenza que un organismo público pagado por todos los ciudadanos intente favorecer a multinacionales que tributan en paraísos fiscales, intentando imponer un servicio empresarial basado en la precariedad laboral y el fraude fiscal, que se salta la normativa de transporte una y otra vez, ejerciendo una competencia desleal al taxista que sí cumple con la legalidad, que sí paga impuestos en España y que lleva años llevando al ciudadano con entrega y dedicación", concluye la Federación Sindical del Taxi.

Compartir el artículo

stats