María Asunción Corbín Barberá, sobrina de Rita Barberá e hija de José María Corbín, uno de los principales imputados y considerado el ‘conseguidor’ en el caso Azud, ha presentado una demanda contra la vicealcaldesa del PSPV-PSOE, Sandra Gómez, a raíz de la última sesión plenaria en el Ayuntamiento de València. La demandante, asesora ahora del equipo de María José Català en el Partido Popular, denuncia a la concejala socialista por relacionarla con la deuda generada por la mala gestión del Teatro El Musical en la época en la que el PP gobernaba el consistorio, presidido por su tía, Rita Barberá.

Como se recordará, el Tribunal Superior de Justicia de la C. Valenciana dio la razón al ayuntamiento en el caso del TEM, que el PP adjudicó en 2013 a la productora de José Luis Moreno, Crystal Forest. Los incumplimientos de la adjudicataria, en la que trabajó Corbín Barberá durante siete meses, obligaron al consistorio de Barberá a pedir la liquidación del contrato en marzo de 2015, meses antes de perder las elecciones municipales. El primer Govern de La Nau resolvió el embrollo en 2018 con la imposición de una sanción a Crystal Forest, refrendada ahora por el TSJCV. Gómez hacía mención a esa sentencia y a esa sanción en la que se desestima el recurso de la firma de José Luis Moreno, al que obliga a pagar 423.865,97 euros al ayuntamiento por daños y perjuicios.

En el pleno, Gómez recordó que Asunción Corbín Barberá trabajó para la productora de José Luis Moreno en aquellos años. En el escrito presentado en el Juzgado de Primera Instancia de València, Corbín Barberá niega que tuviera «intervención alguna en esa gestión fraudulenta» y exige una reparación de su honor por valor de 15.000 euros, aunque las declaraciones se hicieron el hemiciclo municipal y la demandante es asesora del grupo municipal popular. Asunción Corbín Barberá y sus dos hermanas, Rita y Mª José, están siendo investigadas en el marco del caso Azud que ha destapado una presunta trama de comisiones ilegales a contratistas del ayuntamiento de València.