Facua Comunitat Valenciana se ha dirigido al Ayuntamiento de València para instarle a que tome medidas "para evitar que el parque público situado entre la calle Brasil y la calle Navarro Cabanes sea invadido por coches que buscan aparcar en las zonas aledañas".

La asociación advierte de que la presencia de dos descampados en los alrededores del parque -que consta de aceras peatonales, parque infantil, zona para perros, árboles, césped y bancos- provoca que los conductores lo atraviesen con sus vehículos para aparcar en dichos descampados, con el consecuente riesgo para la seguridad de los viandantes. En este sentido, Facua Comunitat Valenciana señala que los vecinos de la zona ya han dirigido reiteradas quejas "tanto al ayuntamiento de la capital como a la Policía Local denunciando lo ocurrido, con pruebas fotográficas de la ocupación del parque por parte de los coches y del peligro que ello supone".

Así, esta situación se ha agravado tras la apertura de un garaje cuya entrada se encuentra en la calle Navarro Cabanes, lo que ha provocado que se retiren los pivotes que impedían el paso de vehículos a una zona del parque. Esta retirada ha supuesto que muchos vehículos ahora también accedan a la zona desde allí, invadiendo igualmente la zona verde.

Zona de juegos no vallada

La entidad incide en el peligro que supone esta situación, dado que el parque público es transitado frecuentemente por niños y personas mayores y que la zona de juego destinada a menores no se encuentra vallada, lo que aumenta aún más el riesgo de algún incidente con graves consecuencias.

Además, Facua Comunitat Valenciana muestra su preocupación acerca de que la permisividad para con esta situación por parte del Ayuntamiento puede provocar un "efecto llamada", extendiendo paulatinamente la práctica de estacionar en ambos descampados. Esto ha llevado a que los solares se llenen por completo, por lo que ya se han localizado vehículos aparcados en aceras o pegados a las terrazas de establcimientos. Todo ello, debido a la falta de sanciones por parte de las autoridades públicas ante estas infracciones.

Qué dice la ley

La asociación recuerda que la Ordenanza Municipal de Movilidad del Ayuntamiento de València, en su artículo 15, configura la zona objeto de la problemática como "destinada en primera lugar a las personas a pie y donde está prohibido por ellas, como norma general, la circulación de vehículos a motor". De igual forma, esta Ordenanza también indica que "en las calles peatonales queda prohibido el estacionamiento de vehículos a motor, salvo señalización expresa que lo autorice". Por otro lado, la Ordenanza Municipal de Parques y Jardines establece de forma clara que los vehículos "no pueden circular por los parques", así como que "en los parques y jardines, espacios libres y zonas verdes queda totalmente prohibido estacionar vehículos en las aceras, pavimentos, caminos o zonas ajardinadas. Queda prohibido el estacionamiento en las zonas de acceso y salida de vehículos señalizadas".

Ambas normas establecen además regímenes sancionadores para que incumplan lo dispuesto en ellas, mientras que la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local otorga esta misma capacidad al Consistorio y las competencias en "parques y jardines públicos", "materia de tráfico", y "estacionamiento de vehículos y movilidad", entre otros.

Por todo ello, Facua Comunitat Valenciana insta al Ayuntamiento de València a llevar a cabo cuántas medidas sean necesarias "para evitar la invasión del parque por parte de vehículos, así como para sancionar las infracciones de la normativa que detecte".