Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València

Ciudadanos denuncia que las cámaras de Ciutat Vella "recaudan 100.000 euros cada mes"

El portavoz liberal revela que más de 7.000 valencianos "han sido multados más de una vez"

Fernando Giner interviene en un pleno del Ayuntamiento de València. MAMontesinos

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, ha denunciado que la APR de Ciutat Vella “es un pozo sin fondo de multas y sanciones”. En este sentido, Giner ha explicado que hasta mediados del mes de mayo ya se han elevado 50.900 propuestas de sanción, de las cuales se han consumado 46.100 multas. “Una auténtica vergüenza que demuestra, una vez más, el afán recaudatorio de este Ayuntamiento, a costa de lo que sea y de quien sea”, ha indicado. “En total, 455.000 euros que han recaudado Ribó y Gómez sin el más mínimo reparo ni empatía por el barrio”.

Además, el portavoz de la formación liberal también considera “demoledor” el dato de conductores que han sido denunciados más de una vez: “7.200 personas han tenido que pagar más de una sanción por haber entrado con el coche en Ciutat Vella. Si fueran dos o tres podríamos considerarlo como un despiste o error propio, pero cuando el número se dispara tanto, lo que se confirma es lo que llevamos avisando desde el principio: Grezzi no ha tenido ni siquiera la sensibilidad de hacer una campaña informativa en condiciones”, ha señalado.

“Simplemente ha empezado a multar, sin explicar del todo bien cómo pedir los permisos o cómo evitar que llegue la multa a casa. El concejal de Movilidad dice que quiere una Valencia más sostenible, pero lo que estos datos indican es una desesperación por llenar las arcas públicas. Si quisiera sostenibilidad no trataría a los valencianos como delincuentes sino como personas adultas, y les explicaría en primer lugar cómo, cuándo y dónde pueden acceder al centro, sin necesidad de castigarles con 60 euros de sanción”, ha censurado Giner.

“Y, por supuesto, si su intención es reducir la circulación de vehículos, además de multar lo que tendría que hacer es garantizar un buen transporte público y aparcamientos en las inmediaciones del centro de la ciudad. Porque, si se dedica a sancionar pero no da alternativas, lo único que va a conseguir el gobierno de PSPV y Compromís es un centro de Valencia vacío, sin vida y con los comercios cerrados. Desde luego, si este es el modelo de sostenibilidad del gobierno de Ribó, no lo quiero”, ha señalado.

“No es de recibo que este Ayuntamiento recaude cada mes casi 100.000 euros de multas en un solo barrio. Quiero recordar que en abril las cifras fueron de 375.000 euros, y ahora se han disparado hasta los 455.000. Si seguimos así, Ribó llegará a final de 2022 con un millón de euros de la APR, ¿es ese el verdadero objetivo de la medida? Desde Ciudadanos pedimos que se dé un paso atrás y que se consensue la regulación del tráfico con los vecinos y el tejido comercial de la zona. No se puede legislar de espaldas a ellos, y menos en algo que les afecta de una manera tan directa”, ha concluido.

Compartir el artículo

stats