Agentes de la Policía Nacional han detenido en València a dos mujeres de 32 y 36 años, como presuntas autoras de un delito de tráfico de drogas, tras desarticular en sus domicilios dos puntos de venta de sustancia estupefaciente.

Al parecer, una de las sospechosas contactaba con los compradores a través de aplicaciones de mensajería instantánea y la otra también suministraba droga desde su vivienda la droga, según confirma la Policía Nacional.

La investigación se inició en febrero, cuando los agentes tuvieron conocimiento que una mujer podría estar utilizando su domicilio ubicado en el distrito valenciano del Marítim para vender droga. Además, la sospechosa al parecer contactaba con los compradores a través de apps de mensajería.

Los investigadores realizaron diferentes vigilancias y seguimientos en torno a la mujer y observaron cómo esta realizaba presuntas transacciones de droga en el interior del portal de su domicilio.

Además, durante las indagaciones policiales, los agentes observaron que la mujer se desplazaba en ciclomotor por diferentes zonas de la capital del Turia para vender la droga. Gracias a las investigaciones, los policías identificaron a varios compradores y aprehendieron la sustancia estupefaciente. En el transcurso de las pesquisas, los agentes averiguaron que la sospechosa, antes de comenzar la presunta venta de las drogas, acudía al domicilio de otra mujer, que al parecer también albergaba droga y probablemente el dinero obtenido de la venta.

La Policía requisa 820 gramos de cocaína y 12.530 euros

Finalmente los agentes efectuaron el registro de los domicilios de las mujeres e incautaron 820 gramos de al parecer cocaína, 12.530 euros, un ciclomotor, seis teléfonos móviles, una báscula de precisión, unas tijeras y una libreta con anotaciones.

Tras concluir las pesquisas los policías detuvieron a las dos mujeres como presuntas autoras de un delito de tráfico de drogas. Las arrestadas, ambas con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.