El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, defenderá en el pleno de este mes de mayo una moción para agilizar la concesión de licencias urbanísticas y favorecer la implantación de actividades económicas. En este sentido, pedirá que se refuerce con personal y recursos a las áreas encargadas de esta materia, al tiempo que se incorporen las peticiones que hicieron en su momento algunos colectivos de empresarios y constructores. “No puede ser que el Ayuntamiento de Valencia tenga atascadas licencias de obras desde hace más de tres años. Eso afecta indudablemente a nuestro atractivo como ciudad en la que desarrollar nuevos proyectos e inversiones, y nos resta de manera dramática oportunidades de futuro”, ha indicado. “El cuello de botella que se ha formado con la tramitación de licencias nos impide seguir creciendo y nos resta seriedad de cara a empresarios y constructores, que vienen a dinamizar la actividad económica de esta ciudad y se encuentran con este tremendo obstáculo. Es por ello que el gobierno tendría que ponerse como prioridad agilizar estos trámites”.

En este sentido, la propuesta de acuerdo incluye reforzar el personal y los recursos de las áreas que se dedican a la tramitación de las licencias tanto de obra como ambientales. “Desde el sector de la construcción nos han explicado que las licencias de obra tardan entre 10 y 12 meses en obtener respuesta, mientras que las licencias ambientales y de actividad conllevan una gran sensación de inseguridad ante la falta de resolución del Ayuntamiento, que aboca a abrir por silencio administrativo”, ha lamentado Giner.

Así, el portavoz liberal ha explicado que estas licencias ambientales y de actividad se conceden por silencio administrativo en caso de que hayan pasado 6 meses desde su presentación, lo que permite al interesado iniciar el proyecto. De este modo, el siguiente paso es presentar comunicación de puesta en funcionamiento que les permite operar pasado un mes. “Aunque este método permite al menos una cierta libertad de movimiento a los interesados, lo cierto es que también da sensación de incertidumbre, puesto que la obligación del Ayuntamiento debería ser responder sí o no desde el principio, y no permitir que se inicien proyectos sin su conocimiento que luego podrían ser cesados o remendados”, ha denunciado.

También ha lamentado la “opacidad” del Ayuntamiento con respecto a esta materia, puesto que a las sucesivas preguntas planteadas por Ciudadanos en cuanto a licencias de obra ha respondido con evasivas y sin especificar cuántas han sido concedidas, cuántas están en trámite y cuántas quedan pendientes.