Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La policía inspecciona 1.100 terrazas en mayo y sanciona a 130

Se han impuesto decenas de sanciones y hay establecimientos con más de una infracción Cano admite un repunte del botellón por el fin de curso y advierte: «la solución no es solo punitiva»

Un grupo de jóvenes toma un refresco en una terraza. m.a.montesinos

La Policía Local de València ha inspeccionado 1.100 terrazas de hostelería y abierto 130 expedientes sancionadores a locales en lo que va del mes de mayo. Este es el dato que avanzó ayer el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, antes del inicio del pleno ordinario de mayo y de manera previa a la reunión que mantendrá hoy con el alcalde, Joan Ribó, de Compromís, que ha convocado al concejal socialista para abordar la problemática de las terrazas de la hostelería y el botellón. Con el buen tiempo el consumo de alcohol en la calle ha vuelto a suscitar las quejas de los vecinos de entornos como la Lonja, el Mercado Central o la plaza de Honduras, que han demandado estos últimos la declaración de Zona Acústicamente Saturada.

Además, aclaró el concejal, 130 actas no significan 130 sanciones, «ya que cada acta puede incluir varias sanciones». Aarón Cano, quien apuntó que se enteró de la convocatoria de la reunión por la prensa, admitió que «hay un repunte del botellón, como ocurre cada mes de mayo «con el fin del curso académico y el buen tiempo y «por eso se están inspeccionando desde principio de mayo las terrazas». «Hay una eclosión de botellón, es cierto». «Finalizan las clases y la gente sale a la calle a divertirse», aseguró Cano quien matizó, no obstante, que la situación en relación al año pasado «es infintivamente mejor». El concejal de Protección Ciudadana cuestionó el modo de abordar el botellón por parte del gobierno del Rialto que lidera Joan Ribó. «La situación se está enfocando mal. Estamos atendiendo solo al descanso cuando hay un problema de consumo de alcohol en la gente joven».

«¿Hay que ser punitivos o educadores?», se preguntó el edil. «No todo puede acabar en la sanción», añadió descargando responsabilidad sobre el problema del consumo de alcohol en la vía pública y reclamando la corresponsabilidad, por tanto, de otras concejalías, sin citarlas, en la reunión de hoy. « El alcohol es un elemento de socialización», lamentó, al tiempo que insistió en que el control de las terrazas «se está realizando en tiempo y forma y desde el 2 de mayo».

Compartir el artículo

stats