Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El edificio de diez plantas frente a San Miguel de los Reyes será derribado

El ayuntamiento licita el plan especial para ordenar y dignificar el entorno del monasterio protegido y sede de la Biblioteca Valenciana

San Miguel de los Reyes y el edificio que será demolido según el proyecto del Ayuntamiento de València. Levante-EMV

El Ayuntamiento de València pondrá orden en el degradado entorno de San Miguel de los Reyes, joya patrimonial declarada Bien de Interés Cultural y sede de la Biblioteca Valenciana. La junta de gobierno de este viernas sacará a la licitación la redacción del nuevo plan especial de Protección y Reforma de San Miguel de los Reyes.

El plan, según ha explicado la vicealcaldesa, Sandra Gómez, intentará resolver los problemas del entorno del monasterio, considerado el Escorial valenciano, donde proliferan los solares degradados y cuyo muro, de origen medieval, ha colapsado en distintos puntos.

El plan, que según ha precisado la concejala de Desarrollo Urbano no afecta al mantenimiento del BIC y de su muro, titularidad de la Conselleria de Cultura, ordenará los espacios y usos en el entorno del edificio, en concreto, las zonas verdes, los caminos agrícolas e itinerarios peatonales.

Se trata, ha dicho Gómez, de "poner en valor el valioso patrimonio que representa San Miguel de los Reyes". Uno de los elementos que distorsiona el BIC es el edificio residencial de diez plantas, declarado fuera de ordenación, ubicado frente al monasterio. El plan mantiene la previsión de derribo del citado inmueble y realojo de los propietarios.

El plan urbanístico

El plan especial contempla la ordenacion de 370.000 metros cuadrados y cuenta con un presupuesto de 87.000 euros. El objetivo es dar seguridad jurídica en un espacio demasiado caótico. La intención es que el plan esté redactado antes de 2023.

La zona afectada por el plan urbanístico municipal.

En relación a los desperfectos que se producen en el monasterio y su muro, Gómez precisó que son responsabilidad de Cultura y exceden el ámbito del plan especial. "El plan especial regulará todo el entorno que está desordenado y con unos usos y calificaciones urbanística que no se adecúan a lo que es el entorno patrimonial". Otra cosa es la conservación del BIC. "Lo deseable es que se pongan todas las medidas para mantenerlo en condiciones", ha destacado la vicealcaldesa.

Compartir el artículo

stats