A Compromís no le convence el plan del PSPV. Consideran que es "insuficiente". La compra de las pastillas de suelo ubicadas al oeste de la CV-500, dentro de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), para convertirlo en un gran corredor verde que permitiría conectar el Jardín del Túria y el futuro Parque de la Desembocadura con l'Albufera, tal como anunció la vicealcaldesa Sandra Gómez, no basta. "Queremos trasladar toda la ZAL a otra ubicación en el área metropolitana, o fuera de ella, y queremos que la Generalitat revierta todos los terrenos urbanizados al estado original, como afirma la última sentencia", subraya el vicealcalde Sergi Campillo.

Campillo ha reconocido esta mañana que se alegra del "cambio de rumbo" del PSPV respecto a su posicionamiento con la ZAL, pero pide más: que la Generalitat se responsabilice del "desaguisado" y que se ocupe de las reversiones e indemnizaciones a los vecinos y vecinas tras la última sentencia del TSJ en abril. Por parte del consistorio, Campillo se arroga como parte del gobierno de Compromís y PSPV la responsabilidad para con los vecinos de La Punta y Nazaret, "los que más agresiones urbanísticas han sufrido por un desarrollo portuario equivocado".

Campillo quiere ser más ambicioso y que lo que era huerta, vuelva a ser huerta; no un parque que, aunque eliminaría las toneladas de hormigón que ahora forman la ZAL, no es el estado original de esta zona que el el gobierno del PP comenzó a ejecutar en 2003.

A colación de la nueva propuesta de los socialistas, Campillo reconoce que hay que destacar el "éxito" de los colectivos y entidades ciudadanas, vecinales y ambientalistas por la lucha por renaturalizar esta zona.

Una propuesta "electoralista"

Mientras, en el PP se muestran completamente descreídos de esta propuesta de los socialistas. Para Maria José Catalá, se trata de un anuncio más; "una maqueta más del equipo municipal a un año de elecciones", ha dicho, y que además considera que entra en contradicción con lo que el gobierno del Rialto aprobaron hace dos años, que fue reactivar la zona logística con algunas modificaciones como la inclusión de zonas verdes.

Catalá ha afeado que la propuesta de Sandra Gómez había sido anteriormente expuesta por el alcalde, Joan Ribó, en 2018 y sin embargo "nada se sabe de ellas". "En estos siete años de gobierno, Compromís y PSPV han sido incapaces de desbloquear proyectos como el PAI del Grao o terminar el Jardín del Túria", ha reprochado Catalá.

La portavoz popular ha recordado que los sucesivos gobiernos del PP en València invirtieron más de 85 millones de euros en el río, "realizando la mayor parte de los tramos" del Jardín del Túria que impulsó el exalcalde socialista Ricard Pérez Casado. "Nuestro compromiso es abrir València al mar, culminar el Jardín del Túria sin renunciar a la prolongación de la Alameda y cuando en 2023 sea alcaldesa, se iniciará esta apertura al mar", ha zanjado.