Benimàmet ha salido esta tarde-noche a la calle de forma masiva para protestar por el proyecto de la Conselleria de Políticas Inclusivas e Igualdad, que quiere instalar un centro de menores tutelado en el solar ubicado junto al centro de salud. La presidenta de la Asociación de Vecinos Mari Carmen Barea se mostró indignada con los dirigentes de la Conselleria y con la propia exconsellera Mónica Oltra, que dimitió esa misma tarde por la imputación del TSJ, a los que acusó de decirles "mentiras desde hace 2 años" sobre este centro de menores y de "habernos engañado desde el principio: eso, un partido progresista no lo puede hacer", lamentó.

El pueblo de Benimàmet, advirtió la líder vecinal, "no va a parar ni va a consentir imposiciones" de la Generalitat dado que los residentes se enteraron por un vecino de que la Conselleria "había presentado la solicitud de licencias para construir el centro por un vecino del barrio". La manifestación de hoy, con cientos de personas, se produce tras la concentración de hace pocos días, donde también hubo centenares de asistentes para protestar contra este recurso de la administración autonómica y para reclamar las dotaciones que les faltan desde hace años: "Casa de Cultura, Universidad Popular, Junta Municipal de Distrito, Centro de Mayores o Centro de Juventud", por citar solo algunos ejemplos. Barea afirma que no tiene infraestructuras "para acoger a estos niños y a estos chicos, no tenemos nada que ofrecerles", señala.

Por todo ello, los vecinos han anunciado más movilizaciones y van a dirigirse al president Ximo Puig para que obligue a sus socios de gobierno a reconsiderar este proyecto de Políticas Inclusivas. La presidenta vecinal acabó lamentando "la falta de transparencia y de participación" de los dirigentes de Compromís y de la Conselleria de Políticas Inclusivas. Además, han echado en falta una reunión con el alcalde Joan Ribó que en unas declaraciones en Levante-EMV les ofreció buscar otros solares en Benimàmet para las infraestructuras que necesitan. "Esas infraestructuras -apunta Barea- las venimos reclamando desde hace años porque las necesitamos y ahora nos ofrecen cosas para taparnos la boca", lamentó esta portavoz.