La sección del Reino de Valencia de la  Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén celebró una cena benéfica en el Club de Tenis Valencia, que logró recaudar una importante cantidad de dinero destinado a patrocinar proyectos religiosos en Tierra Santa.

Asistió a la misma, presidiéndola junto con el presidente de Valencia Jorge Sardá Gascón,  Juan Carlos de Balle y Comas (Lugarteniente España Oriental ), acompañados por  Álvaro Almenar, Consiliario de la Orden.

Fueron dos centenares los participantes, entre los que se encontraban como invitados representantes de la Soberana Orden de Malta, Real Maestranza de Caballería de Valencia,  Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, Real Hermandad del Santo Cáliz y de otras corporaciones e instituciones valencianas.

Hubo sorteo de regalos entre los asistentes, entre ellos un pañolón de Vives Marí. El escultor José Miguel García donó una obra, que fue adquirida por un Caballero de la Orden.

Asistentes a la cena benéfica.

Al término de la cena, el presidente de la sección Reino de Valencia de la OESSJ, Jorge Sardá, dirigió unas palabras a los presentes en las que hizo mención a la última etapa vivida en que por “la situación política y social, el confinamiento, la falta de viajes y peregrinaciones no hecho más   que acentuar los problemas ya existentes con nuestros hermanos cristianos en la tierra de nuestro Señor . La ayuda directa que hace la Orden ha seguido con un mayor esfuerzo de recaudación y aportación por parte de las Lugartenencias mundiales y el Gran Magisterio.”

Animó “a todas las Damas y Caballeros de la Orden y a todos sus familiares y amigos que participen en las próximas peregrinaciones que organice nuestra Lugartenencia con el Patriarcado Latino de Jerusalén, porque son fuente importante de ingresos para nuestros hermanos y aún más... importante estímulo y apoyo para que sepan que no están solos en su camino por esas Santas Tierras”.

Asistentes a la cena benéfica.

Recordó que “la Orden del Santo Sepulcro es una orden casi milenaria ( fundada en el siglo XI en Jerusalén durante la primera cruzada )... desde su origen su misión fue la protección de los cristianos en Tierra Santa así como la protección y sostenimiento de los Santos Lugares. Han pasado muchos siglos pero los ideales de la Orden siguen iguales, claros y vigentes…el apoyo incondicional económico y moral a nuestros hermanos y el fortalecimiento espiritual de  todos los miembros de la Orden en el marco general de los fines de caridad, apostolado y servicio a favor de la dignidad del ser humano propios de la Iglesia Católica.”

En el balance de actividades de la Orden, citó que el re y Felipe VI recibió en el Palacio de la Zarzuela el pasado mes de abril de manos de nuestro Cardenal Gran Maestre el Gran collar de la Orden en un cto emotivo y cargado de historia ... “Su Majestad lo recibió con gran interés y responsabilidad como Rey Católico de España y como Rey de Jerusalén.”

“Toda nuestra historia –dijo- y por indicación expresa de nuestro Soberano Su Santidad del Papa nos responsabiliza a poner todo nuestro esfuerzo y dedicación para trabajar por esas queridas tierras y sus habitantes. Desde la Lugartenencia y por asignación directa del Gran Magisterio se establecen unos proyectos anuales como objetivos a cumplir. Este año en nuestra Lugartenencia tenemos concretamente dos, pueden parecer pequeños o banales , pero son muy importantes para esas    comunidades y todos suman para su bienestar y calidad de vida: la instalación de sistema de sonido en la iglesia de Nuestra Señora del Carmelo de JABAL AL/HASHIMI Jordania y  la realización de trabajos de aislamiento en la Parroquia de San Elías en Jordania.”

Cerró el acto Juan  Carlos de Balle con brindis por España, por Su Majestad el Rey y por la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén.