Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València trata de recuperar su palmeral tras la crisis del picudo rojo

En las últimas semanas han sido plantados un centenar de ejemplares en distintos parques de la ciudad

Plantación de palmeras en València. Levante-EMV

El Ayuntamiento de València ha plantado más de un centenar de palmeras en varios parques y zonas ajardinadas de la ciudad. Lo hace después de que en los últimos 15 años el picudo rojo haya castigado este tipo de plantaciones, con miles de palmeras en tratamiento y al menos 300 taladas.

El vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha resaltado el valor de esta actuación “para completar el palmeral de la ciudad y reforzar la infraestructura verde”.

La plantación de las 105 nuevas palmeras se ha llevado a cabo a través del Organismo Autónomo Municipal de Parques y Jardines y Biodiversidad Urbana y ha supuesto una inversión de 47.350 euros para la compra de los varios ejemplares. Esta intervención tiene relevancia tanto por la adaptación de las palmeras al clima de la ciudad como por su relevancia ornamental.

Entre las especies más destacadas, por el número de ejemplares incorporados, se encuentran los palmitos (Chamaerops humilis), especialmente ubicados en el parque Lineal de Benimàmet, y en los parques de Benicalap, Malilla y Orriols; las palmeras datileras (Phoenix dactyilifera), sobre todo, empleadas en las alineaciones de jardines, como por ejemplo en el cauce del Túria a la altura del Palau de la Música y el Parque de Marxalenes; o la palmera excelsa (Trachycarpus fortunei) muy común en el paseo marítimo de la ciudad.

También sobresalen especies de elevado valor ornamental, como es el caso de la palma de Cunningham (Archontophoenix cunninghamiana), repuesta en el Jardín del Profesor Llombart, o la washingtònia robusta (Washingtònia robusta) plantada en el Jardín de Albalat y en la mediana ajardinada de la calle Almassora.

El vicealcalde y regidor de Ecología Urbana ha subrayado que esta plantación “tan numerosa de palmeras llevada a cabo durante las últimas semanas permite completar el palmeral tan destacable de nuestra ciudad y con especies muy emblemáticas en nuestro paisaje urbano como, por ejemplo, los palmitos -por otro lado, única palmera autóctona europea- las washingtònies o las datileras”. De este modo, “continuamos reforzando la infraestructura verde de los barrios de València, incrementando la diversidad vegetal en nuestros parques, jardines y calles”, ha añadido Sergi Campillo.

Las nuevas palmeras se han plantado en parques como por ejemplo Benicalap, Orriols o Marxalenes y en jardines, por ejemplo en varios tramos del Turia, Albalat o Profesor Llombart, y otros espacios urbanos y jardineras de la ciudad.

Compartir el artículo

stats