Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desbloqueada la reurbanización de San Pío V y el derribo del muro

La reordenación de espacios convertirá en una "calle salón" la degradada parte trasera de la pinacoteca

El entorno del museo de Bellas Artes que se reurbanizará

La Comisión Territorial de Urbanismo ha aprobado definitivamente la modificación del plan especial del Museo de Bellas Artes de Valencia y el Parque de Viveros lo que permitirá derribar el muro perimetral de la pinacoteca y completar la esperada reurbanización de su degradada fachada trasera. La modificación lleva años en trámite, en concreto, desde 2018 con el objetivo de ordenar los espacios y terrenos del ámbito, propiedad municipal y del ministerio, dueño del museo de gestión autonómica.

El ayuntamiento ya llevó a cabo una primera fase de la remodelación eliminando el tapón urbanístico existente si bien faltaba la intervención en la parte recayente al museo.

La remodelación del ámbito estaba pendiente del cambio de calificación de los terrenos del Museo de Bellas Artes. Los terrenos situados detrás de la valla del Museo que limitan con la calle Vuelta del Ruiseñor se han recalificado pasando de uso educativo-cultural a espacio libre de uso público, afectando a una superficie total de unos 2.500 m2.

La urbanización prevista en el entorno del Museo, cuyo proyecto ya está muy avanzado por parte del Ministerio de Cultura, amplía la calle hasta la línea de fachada del Museo, una reivindicación de los vecinos del entorno. Estos terrenos pasarán a ser de propiedad municipal, tras su cesión gratuita parte del Ministerio.

Por otra parte, se aprueba también el cambio de calificación de unos 1.300 m2 de terrenos que pertenecen actualmente al Parque de Viveros, que pasarán de parque urbano a uso educativo-cultural, y que se destinarán a la ampliación del museo, para crear el “Jardín de las Esculturas”, que seguirán siendo jardines, aunque formarán parte del recinto del Museo, tras la cesión gratuita que realizará el Ayuntamiento de Valéncia.

Con ello se mantiene el carácter público de todo el conjunto de los terrenos, ganando en cualquier caso más de 2.500 m2 que ahora serán nuevos espacios abiertos y accesibles a toda la ciudadanía.

Esta modificación tiene su origen en el acuerdo entre el Ayuntamiento de Valéncia y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, para regularizar la situación patrimonial de los terrenos del Museo de Bellas Artes de Valéncia. Conforme a dicho acuerdo, la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de Educación y Cultura encargó en su momento el Proyecto de reurbanización del Entorno del Museo, que ya se encuentra en fase muy avanzada para su aprobación.

Una vez aprobado el proyecto podrá licitarse esta importante obra de reurbanización que pondrá en valor todo el entorno del Museo de Bellas Artes, mejorando su visualización y su accesibilidad peatonal, y sobre todo su relación con el entorno residencial de la Vuelta del Ruiseñor, y con el Jardín de Viveros. Así lo ha avanzado hoy la concejala de Desarrollo Urbano y vicealcaldesa, Sandra Gómez, antes del pleno ordinario del mes de junio. "La ciudadanía y el barrio de Trinitat disfrutarán además de un nuevo espacio público integrado con el museo que dignifica las conexiones de la calle Genaro Lahuerta y la entrada al Jardín de Viveros con el Jardín del Turia y el puente de la Trinidad", ha destacado.

Compartir el artículo

stats