Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

La cantera socialista de Pelayo

El Joves Socialistes de València liderado por Sandra Gómez y José Muñoz es el germen de toda una generación de altos cargos políticos

La cantera socialista de Pelayo

Los «pelayos», la «Generación Pelayo» o el «Pelayismo». Así se conoce al grupo de Jóvenes Socialistas que se enroló en la organización juvenil del PSPV-PSOE a principios de la década de 2000 y que desde su vetusta sede de la calle Pelayo, 15 de València comenzaron a dinamizar el partido y a participar en mítines, reuniones, charlas y procesos congresuales. Los dos referentes de esta corriente son Sandra Gómez, actual vicealcaldesa y secretaria general del PSOE de València ciudad, y el diputado y secretario de organización del PSPV José Muñoz.

Gómez y Muñoz se afiliaron a Joves Socialistes en 2004 y acabaron siendo el secretario general y la vicesecretaria general de una formación que se ha convertido en una de las canteras de líderes y lideresas socialistas más fértil y exitosa. Esta misma semana, el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de València Borja Sanjuán, otro integrante de la denominada Generación Pelayo, acaba de ser más reforzado si cabe por Gómez en la remodelación de concejalías derivada de la marcha de Pilar Bernabé a la Delegación del Gobierno.

Sanjuán dirigirá toda el área de promoción económica y empleo, además de Hacienda. Su ascenso ha sido meteórico puesto que accedió al acta por la repentina muerte de Ramón Vilar en julio de 2020, como número 8 de la lista municipal y catapultado desde la secretario de organización de Joves Socialistes en la ciudad de València. Ahora, cuando aún no se han cumplido dos años de su toma de posesión, Sanjuán se ha convertido en el puntal principal de Gómez en el grupo municipal y en el partido: es coportavoz, concejal de dos áreas económicas y vicesecretario general.

Los «pelayos» nacieron y crecieron políticamente en Joves Socialistes de la ciudad de València. Bien es cierto que su afiliación es «lermista» y «ximista». Sus principales referentes y valedores son el propio president Ximo Puig y el conseller Arcadi España, que en el último congreso nacional les dieron alas y los reforzaron. También han evolucionado de la mano de otros dirigentes como Vicent Sarrià o Joan Calabuig, de la misma familia socialista, que fueron también concejales en el ayuntamiento del cap-i-casal.

Ahora bien, fuera de la capital valenciana también han surgido integrantes destacados del «Pelayismo». Por ejemplo, la alcaldesa de la Vall d’Uixó Tania Baños, el alcalde de Gandia José Manuel Prieto, el alcalde de Rafelbunyol Fran López y la secretaria de Igualdad y portavoz de la ejecutiva nacional del PSPV, Ana Domínguez. Todos ellos tienen en común que dieron sus primeros pasos en Joves Socialistes de la ciudad de València, o en la estructura autonómica de esta formación juvenil, en el área de influencia de Gómez y Muñoz.

De hecho, fue en 2012 cuando el grupo cobra más visibilidad al ser nombrado secretario autonómico José Muñoz. Luego el también diputado fue nombrado secretario de organización del PSPV y ratificado en el último congreso de Benidorm de noviembre de 2021 a propuesta del propio Ximo Puig. En ese cónclave de la metrópolis turística, todos estos jóvenes políticos, -Baños, Domínguez y Sanjuán- fueron incluidos en la cúpula socialista nacional con carteras relevantes. Y no olvidemos que fue la propia Sandra Gómez quien presidió aquel congreso.

Por último, otro «pelayo» en claro ascenso es el secretario general de Juventudes Socialistas en España. El valenciano Víctor Camino, que también lideró Joves Socialistes antes de dar el salto a Madrid, fue elegido en noviembre pasado tras ganar el congreso a un diputado madrileño. Junto a Ana Domínguez, representa a los veinteañeros de la corriente cada vez más joven del partido.

Compartir el artículo

stats