La vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, ha asegurado que la postura municipal sobre el nuevo Mestalla es firme y que así se lo trasladó a Lay Hoon Chan en la entrevista con la recuperada representante del club de Mestalla: "Es irrenunciable acabar el estadio y sigo pensando que el club lo puede hacer con el dinero de CVC. Deben cumplir con el compromiso que firmaron en 2015 y que es innegociable: si la propiedad quiere mantener los derechos y las ventajas de las plusvalías deben cumplirse las obligaciones que derivan. Y hay dos que son innegociables: tener un estadio de 70.000 especgtadores capaz de albergar cualquier competición. Que además es algo que está comprometido de cuando Lay Hoon era presidenta. Y el otro es el desarrollo del polideportivo de Nou Benicalap. Son cuestiones básicas. La ATE está caducada u los derechos y las rentabilidades del nuevo convenio están condicionados a los compromisos".

Sandra Gómez apeló también, sin nombrar explícitamente a los socios de gobierno municipal, a la necesidad de que no haya fisuras, como se han apreciado en los meses anteriores. "Estas condiciones son las que se marcan por ley y lo único que espero es que todos los representantes públicos estén en la misma línea de firmeza de exigir lo que se comprometió. No se puede aceptar nada que sea menos. Cualquier proyecto que signifique incumplir los compromisos, que hablen de un estadio igual o más pequeño que el actual Mestalla, no sirve. Porque si no, nos preguntaremos qué hemos estado haciendo en los últimos veinte años. Desde el punto de vista jurídico y de modelo de ciudad podemos cuestionar qué estadio queremos si tiene 49.000 espectadores".

La portavoz socialista calificó la reunión como "propia de la nomralidad institucional" y reprochó al club que "se debían haber preocupado más los dos últimos años", tiempo de la deriva de la entidad con la presidencia de Anil Murthy. Y recordó que "la ciudad hizo un gran esfuerzo con la recalificación del viejo Mestalla y la ciudad tiene interés en que haya un estadio de vanguardia. Los compromisos se pueden mantener, pero sólo si se hace ese estadio de primer nivel. Es razonable y lógico, y también garantizará el futuro del club".