La concejala de Patrimonio del Ayuntamiento de València, Isabel Lozano, ha anunciado que la Junta de Gobierno del viernes aprobará la cesión de más de 9.800 metros cuadrados de suelo a favor de la Entidad Pública Empresarial Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF). Se trata de unos terrenos de propiedad municipal existentes en la Font de Sant Lluís, que se ceden para la implantación de la nueva terminal intermodal y logística de València-Font de Sant Lluís, incluida en las obras del Corredor Mediterráneo.

Tal y como ha explicado Isabel Lozano, los terrenos cedidos por el Ayuntamiento formaban parte del dominio público municipal y pasarán directamente al dominio público estatal al haberse cedido a ADIF por estar comprendido en el ámbito del plan especial para la ampliación de instalaciones ferroviarias, en el marco del Corredor Mediterráneo.

Isabel Lozano ha destacado "la gran importancia para la ciudad de València de esta operación, que permitirá desarrollar una parte muy importante del necesario Corredor Mediterráneo". De hecho, la concejala ha explicado que “esta estación debe ser clave en el desarrollo de València como nodo logístico del Corredor Mediterráneo” y ha afirmado que “será una pieza clave para la creación de empleo en nuestra ciudad y para al desarrollo económico sostenible”.

Según Isabel Lozano, “el desarrollo de la terminal intermodal contempla los accesos terrestres que garantizan la accesibilidad vial y ferroviaria de la terminal en las redes generales de infraestructuras de transporte, los viales que posibilitan la integración de servicios y la conectividad entre la nueva terminal, la terminal existente, MercaValència y el puerto de València, así como un módulo para operaciones de carga y descarga y un centro integrado de servicios”.

Bajo los terrenos cedidos discurren infraestructuras básicas de la red municipal de saneamiento, por lo que ADIF y la Autoridad Portuaria de València (el otro agente implicado en las obras) se han comprometido a una serie de condicionantes en la redacción del proyecto de las instalaciones de Font de Sant Lluís que garanticen la coexistencia de las dos infraestructuras, la ferroviaria y la de saneamiento.