La ciudad de València vuelve a participar este verano en el Movimiento Banderas Verdes. La iniciativa tiene como objetivo galardonar el esfuerzo de establecimientos hosteleros locales y el activismo de los municipios costeros por la sostenibilidad durante el verano, especialmente en cuanto a la gestión correcta de sus residuos. «Se trata de un reto que esta ciudad vuelve a aceptar porque ya hemos demostrado que València es una de las urbes más comprometida con la economía circular y es una magnífica oportunidad de incrementar el reciclaje con la colaboración de la hostelería», ha explicado Sergi Campillo, vicealcalde de València y regidor de Ecología Urbana.

València participará en la tercera edición del reto de Banderas Verdes, organizado por la entidad sin ánimo de lucro Ecovidrio, junto con 130 establecimientos hosteleros de la ciudad, principalmente ubicados en las zonas de playa. El vicealcalde de València, Sergi Campillo, ha estado en la presentación de esta edición, que contará con la participación de 39 municipios de la Comunitat Valenciana. Juntos tratarán de incrementar los niveles de recogida selectiva de envases de vidrio y movilizar al sector hostelero.

La campaña, que se desarrolla del 15 de junio al 31 de agosto, contempla acciones para dar respuesta al notable incremento en la generación de residuos de envases de vidrio en zonas costeras producido por el turismo estival. En verano se consume un tercio de los envases de vidrio que se ponen en circulación y un 52% de ellos se genera directamente en el sector hostelero, por lo que su implicación es clave para generar una transición real hacia un modelo más circular y descarbonizado.

«València fue en 2021 la gran ciudad española que más ha reciclado envases y papel-cartón, un hecho que se produjo por primera vez y que demuestra el grado de implicación de este gobierno en materia de sostenibilidad, pero también de la ciudadanía, que cada día toma conciencia de caminar hacia un modelo de economía circular. Por eso participar en este reto para conseguir la 'Bandera Verde' de la sostenibilidad hostelera es un placer, porque nos da la oportunidad de continuar trabajando en la misma dirección», considera el vicealcalde Sergi Campillo.

Según informa Ecovidrio, gracias al movimiento Banderas Verdes en 2021 en todo el estado se recogieron 31.045 toneladas de envases de vidrio, en las 127 localidades costeras participantes, el posterior reciclaje de las cuales consiguió evitar la emisión de 17.700 toneladas de CO2, como por ejemplo retirar 8.000 coches de la circulación durante un año.

El reto por la Bandera Verde

El reto para obtener las banderas verdes de Ecovidrio cuenta con un sistema de puntuación que valora aspectos como el aumento del volumen en la recogida selectiva de envases de vidrio del municipio, el porcentaje de hostelería local participante y su colaboración para lograr los objetivos, y el compromiso adquirido por los consistorios locales para fomentar la campaña entre la hostelería y darle difusión a la misma ante la ciudadanía y los visitantes.

Con el fin de facilitar a todos los hosteleros su labor, Ecovidrio reforzará el número de contenedores y entregará medios de manera gratuita para el transporte de los residuos. Con un equipo sobre el terreno formado por casi 100 personas, la entidad recorrerá uno a uno los establecimientos para ofrecer formación ambiental y fomentar medidas de economía circular entre los participantes. Además, realizará un control de los volúmenes de llenado para reforzar las rutas de recogida si es necesario.