Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de la muralla islámica sacan a la luz una vivienda andalusí del siglo XI

Se trata de una casa bien conservada que demuestra el esplendor de esta civilización en València

Vista general de la vivienda andalusí con su zócalo rojo. Levante-EMV

Las obras de recuperación de la muralla islámica en la Plaza del Ángel han sacado a la luz un nuevo e importante hallazgo arqueológico. Se trata de una casa andalusí del siglo XI, muy bien conservada, con unos zócalos rojizos adornados con motivos geométricos en forma de damero. Por su situación, además, esta vivienda estaría en "primera línea" intramuros de la muralla y demostraría, por su distancia a la misma, que existía el denominado "camino de ronda", una vía que acompañaba toda la muralla por la parte interior y servía para vigilar la seguridad de la misma.

Las obras de la muralla islámica ya arrojaron en su fase inicial importantes datos de la ciudad, restos arqueológicos y un impresionante "cementerio" infantil. Pero quedó un trozo de suelo sin excavar donde se construirá el centro de interpretación de la muralla, un edificio de nueva construcción que servirá como museo y explicará su historia.

Pues bien, al iniciar las obras de ese edificio se ha hecho la excavación que quedaba y el resultado ha sido la citada vivienda andalusí, sobre la que había también restos de material cerámico de la época (cazuelas, platos, ollas etc.) decorados en verde y negro.

Se trata de una vivienda típica de la época, formada por un patio central ajardinado, con un andador perimetral y un pequeño pozo

decoration

Según el informe de arqueología, se trata de una vivienda típica de la época, formada por un patio central ajardinado, con un andador perimetral y un pequeño pozo. Lo que se ha recuperado sería una estancia a la que se accedía desde el patio con un zócalo muy bien conservado y su pavimento. El zócalo tiene unos 40 centímetros de altura y está hecho a base de mortero pulido y pintado con almagra, lo que le da el tono rojizo. En el centro destaca una decoración en la que se combinan en forma de damero triángulos, círculos y rombos.

La vivienda parece ser de pequeño tamaño, pero los arqueólogos han destacado el acabado refinado de las estancias, lo que refirma el desarrollo de la ciudad andalusí a partir del siglo XI. No es, en cualquier caso, la única vivienda de este tipo sacada a la luz. Ha habido otras en solares situados dentro del antigua medina. Además, hay casos idénticos en ciudades como Córdona o Almería.

"Desde el gobierno de Joan Ribó llevamos años impulsando el servicio de investigación arqueológica municipal del Ayuntamiento de València como se merecía nuestra ciudad y eso está viéndose en toda una serie de hallazgos arqueológicos que están sucediéndose en València en los últimos meses y años", ha explicado la concejala de Cultura, Glòria Tello, según la cual "cuidamos como nunca se había hecho, y de manera muy especial, los vestigios de la historia y de nuestra ciudad".

La concejala de Cultura cree que el hallazgo de la vivienda andalusí "es un ejemplo importantísimo" de esta política municipal, al que se ha llegado "gracias a la inversión que está realizándose para recuperar nuestra muralla islámica, que había estado abandonada y olvidada durante muchísimo tiempo". Además, Tello recuerda que se ha recuperado la beca municipal de arqueología, que fue suprimida por el gobierno del Partido Popular, y que está dando grandes resultados.

La pregunta ahora es que pasará con este hallazgo. Y son varias las opciones. Una es integrarlos en la obra y otra, que parece la más probable, sería extraer los zócalos y exponerlos, colocados sobre paneles, en el centro de interpretación que se construye sobre los mismos.

Compartir el artículo

stats