El Gobierno de Ribó y PSOE ha aprobado una nueva modificación de créditos en la Comisión de Hacienda para aumentar en 80.000 euros la partida de dietas, comidas, hoteles y viajes de los miembros del gobierno municipal, los concejales de Compromís y PSOE así como los coordinadores y asesores que forman parte del gobierno municipal. 

 La moción impulsada por el propio alcalde Ribó para realizar está modificación de créditos para dotar de 80.000 euros la partida de viajes lo justifica afirmando que es necesario aumentar la partida por “el considerable aumento de desplazamientos en la planificación de las agendas de los miembros de órganos de gobierno y su personal eventual”.  En la misma moción reconoce que ya se han sobrepasado en 31.000 euros la partida inicial que era de 60.000 euros, es decir que ya se han comprometido en gastos de viajes, hoteles y dietas más de 91.000 euros, por ello necesita inyectar otros 80.000 euros. 

La partida inicial en el presupuesto era de 60.000 euros y ahora se verá incrementada en otros 80.000 euros hasta llegar a los 140.000 euros

 La partida inicial en el presupuesto era de 60.000 euros y ahora se verá incrementada en otros 80.000 euros  hasta llegar a los 140.000 euros para poder hacer frente a los viajes y dietas del alcalde Ribó y los concejales de su gobierno.

Desde el Partido Popular han señalado que un gobierno municipal “incapaz de ejecutar inversiones en nuestros barrios, sin embargo sigue aumentando cada año los gastos de representación, dietas, viajes y hoteles”. 

Además, la portavoz del PP, María José Catalá, ha denunciado la opacidad y falta de transparencia del gobierno de Ribó y PSOE que siguen sin informar del coste de muchos de sus viajes al extranjero, ya que no incluyen los datos en el portal de transparencia.

 El PP ha alertado de "este nuevo despilfarro" y ha pedido al Gobierno de Ribó y PSOE que “viaje y pise más a nuestros barrios para conocer sus necesidades, para darles soluciones que pasan por ejecutar las inversiones, pues hasta ocho concejalías no han invertido luego de medio año ni un solo euro de las inversiones previstas para 2022. No puede ser que se tenga dinero para viajes pero sean incapaces de cambiar o arreglar el aire acondicionado de centros de mayores”, lamenta Catalá.