Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los socios de Gobierno sacan adelante el PAI del Grao que acaba con el circuito de Fórmula 1 y la prolongación de la Alameda

Compromís da su voto favorable con recelos por el encajonamiento de las vías y la protección de Cantarranas

Proyección del PAI del Grao sin prolongación de Alameda y con las vías encajonadas. Levante-EMV

La Comisión de Urbanismo ha aprobado las líneas maestras del futuro PAI del Grao, que prevé la construcción de 2.500 viviendas, la creación de un delta verde y la eliminación de la Alameda. En principio, había recelos a un lado y otro del Partido Socialista, cuya vicealcaldesa y responsable de la Concejalía de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, es la promotora de este PAI, pero finalmente los socios de Compromís le han dado el visto bueno y solo ha tenido el voto contrario de los tres grupos de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox).

A grandes rasgos, las líneas maestras del PAI del Grao, que es el gran PAI para el último tramo del antiguo cauce del río, prevé la eliminación del circuito de Fórmula 1, la construcción de un gran delta verde en la desembocadura, la construcción de 2.500 viviendas concentradas en una docena de torres de 20 a 40 alturas en la zona norte, y la eliminación de la prolongación de la Alameda. También prevé un menor uso privativo del suelo para facilitar la instalación de empresas y comercios. Y una cuestión muy importante: a falta de soterramiento inmediato de las vías del tren prolongando el túnel de Serrería, se propone el encajonamiento de las mismas y la colocación de unas rampas renaturalizadas que den prolongación al parque.

Lo más importante para Compromís es que se elimina definitivamente el circuito de Fórmula 1, "una de las últimas muestras de las políticas derrochadoras de grandes acontecimientos del PP", y se hace un desarrollo urbanístico adaptado a la Agenda 2030 y a los nuevos retos de futuro. "Desde Compromís per València celebramos este nuevo plan y, especialmente, la gestión pública de su desarrollo, una apuesta del alcalde de la ciudad, Joan Ribó, que siempre ha reivindicado la necesidad de hacer una gestión directa de los espacios de la ciudad pendientes de urbanizar, como en El Grau y en Benimaclet, otra de las zonas estratégicas importantes para el futuro de la ciudad, puesto que, si el PAI de El Grau supone la transición de la ciudad al mar, el de Benimaclet supone conectar la ciudad con la huerta, y tenemos el convencimiento de que la gestión pública del desarrollo de estas zonas es la manera más eficiente de evitar la especulación urbanística que tanto daño ha hecho a València", explicó la portavoz de la coalición valencianista, Papi Robles.

Objeciones de Compromís

Compromís pide, no obstante, que se solucionen otros aspectos no reflejados todavía en el acuerdo y que ya reclamaron en mayo de 2019 cuando se rechazó la alternativa técnica presentada por los propietarios. La portavoz de la coalición valencianista, Papi Robles, ha detallado que se tiene que soterrar la línea férrea prolongando el túnel de Serrería, todavía en fase de estudio informativo, recordado por el alcalde a la ministra por carta en mayo de este año para presentar el proyecto, imprescindible para el desarrollo de este sector y la vía verde del Marítim. Por otro lado, hay que evitar el derribo de las edificaciones dotaciones estatales y autonómicas del núcleo de Cantarranas, "núcleo histórico poco respetado y conocido donde se encuentran la Comandancia Naval Militar, la Conselleria de Agricultura, el Cuartel de la Guardia Civil y un edificio terciario de consignatarios navales".

Del lado de la oposición, las quejas son dos principalmente: ese encajonamiento de las vías y, sobre todo, la no prolongación de la Alameda hasta el mar. Entienden que esta arteria es la conexión de la ciudad con la fachada marítima y no puede quedarse cortada apenas un kilómetro antes.

"Tremendo error", dice el PP

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha calificado de “tremendo error” la renuncia de la prolongación del Paseo de la Alameda. “Nosotros tenemos un proyecto claro y ambicioso que pasa por conectar Valencia al mar por el PAI del Grao y para eso se necesita la prolongación de la Alameda”, ha afirmado Catalá, quien ha anunciado que el PP presenta en el pleno del próximo jueves una moción para que se mantenga la prolongación del Paseo de la Alameda como eje de comunicación entre el centro de la ciudad y la fachada marítima.

 María José Catalá también ha alertado que la modificación del PAI del Grao hecho por Compromís y Partido Socialista renuncia implícitamente al soterramiento de las vías de Serrería. “Renunciar a la prolongación de la Alameda es sencillamente hipotecar este sector de suelo y su posterior desarrollo, abocar el final de la Alameda en el tapón actual que supone la línea de ferrocarril Valencia-Tarragona (túnel de Serrería) es frustrar la vocación de una paseo que nace 3’5 Km., antes, que discurre paralelo a la marginal izquierda del antiguo cauce, y que debe finalizar y llegar al encuentro con el mar Mediterráneo”, ha explicado.

Las explicaciones de Sandra Gómez

Para la vicealcaldesa socialista, Sandra Gómez, la propuesta general para el PAI del Grao es altamente positiva para la ciudad porque desatasca un desarrollo urbanístico que concluye el cauce del Turia. Sobre el soterramiento de las vías, Gómez ha explicado que lo que se encarga ahora es un nuevo planeamiento en el que las vías se dan por soterradas. No obstante, entiende que cuando se haga la urbanización del espacio no se habrán soterrado las vías y entonces habrá que recurrir al encajonamiento de las mismas para no parar el PAI. "Tenemos muchas empresas dispuestas a entrar en este PAI y no podemos tenerlo paralizado durante décadas", ha explicado la vicealcaldesa, que recuerda, así mismo, que "tampoco podemos tener eternamente el circuito de Fórmula 1 abandonado y lleno de chabolas".

Por lo que se refiere a la Alameda, Sandra Gómez explica que la prolongación dejaría casi sin espacio al propio cauce del río, de manera que se presenta una disyuntiva clara: "O tenemos una autopista o tenemos un delta verde hasta el mar".

Por último, aseguró que se hará un estudio del cuartel de Cantarranas y su entorno para ver la protección del mismo.

 

La modificación del PAI del Grao de Ribó y PSOE será más costosa

El PP ha alertado que la modificación que ha realizado el Gobierno de Ribó y PSOE del PAI del GRAO tendrá un mayor coste que tendrá que asumir el Ayuntamiento y no podrá repercutirse en los propietarios de los terrenos, como así advierten los técnicos municipales en su informe sobre la moción de Urbanismo de las nuevas directrices del PAI del GRAO. 

El informe técnico afirma que “ debemos advertir que la modificación de la vigente ordenación urbanística del Sector "Grao" en desarrollo de las nuevas directrices establecidas en la citada Moción(…),puede producir como efecto inmediato una minoración en el importe total de las obras de urbanización ejecutadas de forma anticipada que se consideran útiles para la urbanización del Sector "Grao", que según el informe emitido por la Sección de Obras de Urbanización el 24 de noviembre de 2021 asciende a la cantidad de 31.889.188 €”.

 Sobre esta modificación los técnicos alertan que el nuevo coste deberá asumirlo el Ayuntamiento: “impedirá que el importe minorado tenga la consideración de carga de urbanización repercutible a los propietarios del Sector "Grao" y, por tanto, deberá ser asumido con cargo a sus presupuestos por las Administraciones firmantes del convenio suscrito el 28 de septiembre de 2007 a que se refiere el Antecedente de Hecho 1º del presente informe, en la forma que acuerden”.

Compartir el artículo

stats