Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ayuntamiento recortará las terrazas en la plaza de Honduras y no ampliará las del casco histórico

Pretende evitar la declaración de ZAS en Honduras tras las denuncias de los vecinos

Terrazas en la populosa plaza de Honduras. MAMontesinos

La Junta de Gobierno Local aprobará mañana tres planes espaciales de terrazas en Reina, Brujas y Honduras. La concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, ha manifestado que “el consistorio está desarrollando políticas para mejorar la accesibilidad general y facilitar la movilidad sostenible mediante la peatonalización de plazas y ensanchando aceras en diversas vías públicas de la ciudad”.

Tal y como ha explicado Lucía Beamud, “con la finalización de las obras de reurbanización de las plazas de Brujas, Mercado y Reina, y para consolidar el incremento del espacio libre disponible peatonal y favorecer una mayor dinamización del pequeño comercio, aprobamos una moción por la que no se autorizarán nuevas terrazas de hostelería en la zona de la plaza del Mercado y plaza de la Reina”. Por otra parte, tampoco se autorizarán ampliaciones, modificaciones o revisiones de adaptación de las terrazas ya autorizadas que supongan una ampliación de la superficie.

Para evitar la ZAS

Por lo que respecta a la zona de la plaza de Honduras, “aplicamos la misma lógica de consolidar las políticas municipales de facilitar la movilidad peatonal, generando espacios de calidad tanto en el centro como en nuestros barrios y dejando cuatro metros de paso en las aceras del barrio”.

Además, según ha explicado Beamud, también se atienden a las denuncias interpuestas por la Asociación de Vecinos de la plaza de Honduras y adyacentes, por las molestias de ruido en la zona. Así, la concejala Beamud ha explicado que “como ya se ha hecho en otras zonas de la ciudad como Russafa, con una situación similar, el consistorio se avanza para frenar la situación e intentar evitar que se acaben adoptando medidas mucho más restrictivas como podría ser la declaración de la Zona como Acústicamente Saturada (ZAS), una situación que desde el Ayuntamiento queremos evitar, pero que ya está solicitada por los afectados”.

En esta actuación, se termina “con un cuello de botella” de una zona determinada y se incrementa la zona de paso peatonal de dos a cuatro metros. También en otra parte de Honduras se pasará de tres a cuatro metros de paso para peatones.

La concejala Lucía Beamud ha explicado que este gobierno “tiene una idea muy clara y un modelo de ciudad muy definido y, sin olvidarnos de poder compaginar los distintos usos del espacio público donde, por supuesto, debe tener cabida la actividad económica de la hostelería, avanzamos al mismo tiempo hacia un espacio público ordenado, con espacio para las personas y con zonas de calidad tanto en el centro de la ciudad como en los barrios, siendo coherentes con las políticas de movilidad del Ayuntamiento, para las que facilitar el desplazamiento a pie es nuestra prioridad”. 

Compartir el artículo

stats