Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras

Adif deberá ejecutar parte del canal de acceso antes de junio de 2026 para optar a los 163 millones de ayudas europeas

Los fondos del Plan de Recuperación, transformación y resiliencia obligan a tener finalizado, con acta de recepción, alguna parte de las obras "antes del fin del segundo semestre" dentro de cuatro años

Pasillo y playa de vías bajo el puente de Giorgeta que se soterrarán con las obras del canal de acceso. Alberto Sáiz

Las obras del canal de acceso soterrado a las estaciones de València Nord y Joaquín Sorolla deberán estar ejecutadas en parte antes de junio de 2026 para poder optar a los 163 millones de ayudas europeas. Así que el reloj ha iniciado la cuenta atrás para unas obras que van a revolucionar durante cuatro años los barrios de Malilla, la Creu Coberta y Sant Marcel·lí. Primero para mal por las molestias que causarán las obras. Y después para bien cuando, una vez soterrado el pasillo de vías pueda reconvertir el bulevar Federico García Lorca en "un nuevo corredor verde sin tráfico y con menos viales".

El contador se ha puesto en marcha esta semana después de que Adif Alta Velocidad, la Generalitat y el Ayuntamiento de València hayan dado vía libre al convenio para cofinanciar entre las tres administraciones los 530 millones (inicialmente eran 437 millones) que costará soterrar las vías de Cercanías y alta velocidad desde el bulevar sur hasta pasado el puente de Giorgeta. Superado el trámite administrativo y jurídico sólo queda publicar el concurso en la plataforma de licitación del Ministerio de Transporte.

Los plazos que se manejan en Adif y el Ministerio de Transportes es poder adjudicar las obras en 2022. Y poder iniciarlas en 2023.  El plazo de ejecución de las obras será de 51 meses y se compatibilizará con el aumento de la capacidad de la estación de alta velocidad Joaquín Sorolla, para dar cabida al previsible incremento de viajeros tras la liberalización de las lineas ferroviarias de larga distancia. De los 3,8 millones de viajeros actuales a los 8,7 millones en cinco años, según la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. La previsión de Adif es que el túnel de Giorgeta no se derribe hasta un año antes de finalizar las obras, alrededor de 2026, para facilitar los trabajos. Y 2026 será una de las fechas claves para garantizar que el canal de acceso se beneficia de los 163,85 millones de euros de fondos europeos procedentes del Plan de recuperación, transformación y resiliencia (PRTR) de España. Para que el proyecto sea "elegible" debe tener entregada "con acta de recepción" alguna parte de la obra en "el segundo trimestre de 2026", según refleja el convenio suscrito entre las tres administraciones.

Compartir el artículo

stats