Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras

Las obras del canal de acceso cortarán como mínimo un año la circulación de 55.602 vehículos al día por el puente de Giorgeta

El corte completo no se ejecutará hasta que se derribe el Scalextric o puente de Peris y Valero a partir de 2026 o 2027

El “Scalextric” de Peris y Valero o Giorgeta visto desde la Plaza Manuel Sanchis Guarner. El puente se derribará cuando finalicen las obras del canal de acceso. German Caballero

La construcción del canal de acceso, el túnel de 1.200 metros de longitud que soterrará las vías ferroviarias entre el Bulevar Sur y el actual puente de Giorgeta, obligará a cortar en diversas fases la avenida Peris y Valero en el tramo entre la plaza de Manuel Sanchis Guarner y la avenida Giorgeta. Un cierre que será total en las últimas fases una vez se derribe el puente de Giorgeta, conocido como el 'Scalextric', en las últimas fases de la obra, a partir de 2027, aproximadamente, y que podría prolongarse durante un año, como mínimo.

El primer corte en la avenida Peris y Valero será de escasa afección ya que se cerrará al tráfico la conexión entre Peris y Valero con la calle pianista Amparo Iturbi. "Un tramo de escaso tráfico en la actualidad que se tendrá que cortar al tráfico dejado acceso al vado existente", según refleja el Proyecto constructivo del nuevo canal de acceso para la integración de la alta velocidad en la ciudad de València. Este corte se producirá al inicio de las obras (previstas a lo largo de 2023) y se extenderá en las fases 1 a 4 de la actuación y desde la fase 8, de las 9 previstas para la ejecución del canal de acceso que se prolongará hasta 2027 o 2028.

El corte total de la avenida de Peris y Valero entre la Plaza de Manuel Sanchis Guarner (junto a la Pantera Rosa) y la avenida de Giorgeta se producirá en la fase final de las obras, cuando se derribe el puente de Giorgeta, que se mantendrá en los primeros años para facilitar los trabajos en la parte inferior. El Proyecto constructivo del canal de acceso refleja que la "reposición de la avenida Giorgeta es la afección de mayor entidad del proyecto" y que se abordará en las fases 8 y 9, estableciendo dos subfases para cada una de ellas.

El corte total de la avenida de Peris y Valero al prescindir el puente del Scalextric provocará que el giro a la izquierda a la entrada de València, procedente de la Pista de Silla no se podrá realizar durante un año, como mínimo. Tal vez dos.

La afección al tráfico será considerable ya que hasta 55.602 vehículos al día circularon el pasado mes de julio por el puente que conecta las avenidas de Giorgeta y Peris y Valero, según el mapa de intensidades de la Concejalía de Movilidad. Una cifra incluso mayor que la registrada en este mismo puente en enero y que alcanzaron los 55.245 vehículos. El proyecto de construcción del canal de acceso también refleja que la "intensidad media diaria de vehículos pesados de la avenida entre los años 2017 y 2019 tiene un valor promedio de 1.029 vehículos por día y sentido", por lo que se considera una categoría de "tráfico muy pesado a efectos del dimensionamiento del firme" a instalar.

Los ingenieros de Adif prevén "en fase 8 demoler las rampas del viaducto existente (el puente de Giorgeta) y después se demuele el tablero y en las superficies sin rampas se comienza a construir el carril izquierdo y central de cada calzada (subfase 8.2). Durante esta Fase es necesario cortar al tráfico totalmente la Avenida y reorganizar el tráfico de las calles adyacentes. Las líneas de transporte público de la EMT deberán desviarse por itinerarios alternativos empleando las calles del entorno", señala la autora del proyecto constructivo, la ingeniera de caminos, canales y puertos, Ana Isabel González Barazón, especialista en el diseño de infraestructuras ferroviarias.

Compartir el artículo

stats