La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha denunciado que Ximo Puig lleva siete años "desoyendo a los técnicos y no repara el emisario que suelta aguas sin depurar a la playa de El Saler". “El emisario vierte al mar aguas residuales sin depurar en épocas de lluvias fuertes y hay una rotura cerca de la playa por donde se producen fugas. No hacer caso a los técnicos es una dejación de funciones absoluta que está poniendo en riesgo la calidad de una de las playas más importantes que tiene la ciudad de Valencia”. ha afirmado Catalá.

La portavoz del PP ha explicado que en la inspección de abril de 2016 los técnicos advirtieron de una rotura del emisario a 25 metros de la línea de costa, además de que el punto de vertido está totalmente anegado por arenas y no descartaban más roturas. “Es probable que existan más roturas a lo largo del propio emisario aguas abajo de la rotura encontrada” señalan los técnicos que también detectaban que la mayoría anti-arrastreros, de 1 m de longitud aproximadamente, que fueron instalados para evitar enganches de redes en la punta difusora, se encontraban rotos.

“Año tras año, los informes detectan esta rotura y recomiendan la construcción de un nuevo emisario para que no haya fugas de vertidos sin depurar en las playas. Puig ha obviado completamente estos informes y Ribó, que sólo se dedica a criticar al Puerto, no ha exigido que se repare”, ha lamentado Catalá. Tras detectar la rotura en 2016, todos los informes años tras año recogen que “el estado actual del emisario es similar al existente en la última inspección efectuada. Existe una rotura situada a 25m de la línea de costa, puesto que esta no ha sido reparada. El punto de la rotura se encuentra soterrado bajo un espesor aproximadamente 10 cm de arena. Por lo tanto, se estima que este punto se encuentra relleno de arena en el interior del emisario. De esta manera, el posible vertido que se impulse desde cabecera sale al mar a través de esta rotura”.

La portavoz del PP ha recordado que el mal estado del emisario de El Saler no es un caso único ya que hace un par de veranos las playas de la ciudad también sufrieron las consecuencias de roturas del emisario de Vera lo que provocó el cierre de playas. Catalá ha señalado que ni Generalitat ni el Ayuntamiento está invirtiendo en infraestructuras hidráulicas que eviten casos de vertidos, "cabe recordar que la depuradora de Pinedo ha vertido en tan solo 2 meses y en plena Semana Santa más de 301.000m de aguas sin depurar a las playas del Sur". "Los valencianos no merecemos esto. Queremos que nuestro playas tengan una buena calidad y no sufran las consecuencias de roturas de emisarios y de las sobrecargas de depuradoras como la de Pinedo que se ha quedado pequeña. Por lo que exigimos a Puig y a Ribó que hagan menos propaganda ecologista y trabajen más", ha afirmado.