El concejal del PP de València Juan Giner Corell ha criticado que «una vez más la inacción del alcalde Joan Ribó y de su gobierno desprotege un barrio de la ciudad, en este caso el de Nazaret, que pasados dos años sigue sin tener aprobado su Plan Especial y en siete días vence el plazo de la suspensión de las licencias en la zona».

Juan Giner ha realizado estas declaraciones tras conocerse que el próximo 14 de agosto expirará el plazo de suspensión de licencias en el Área Funcional nº. 10, Nazaret y Cocoteros, sin que se haya aprobado todavía el nuevo Plan Especial. «Una prueba más de que tenemos un gobierno municipal agotado, sin ideas y sin ganas de trabajar», lamenta.

El concejal popular ha recordado «el peligro» que tiene el volver a poder tramitarse licencias de construcción o de derribo, «sobre todo estas segundas porque hay edificios que se protegen en el Plan Especial pero que quedan sin cobertura legal ahora al no haberse aprobado este plan en dos años desde su sometimiento a información pública, un período más que suficiente para tenerlo todo tramitado».

Para Giner Corell este retraso se ha producido «por las discrepancias mantenidas entre el Ayuntamiento de València y la Generalitat, situación surrealista ya que al final la nula capacidad de gestión de ambas administraciones las acaban pagando los ciudadanos y su patrimonio».