Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un grafitero vandaliza el exterior del váter público de la plaza de la Reina

El ayuntamiento reacciona de inmediato y la contrata de limpiezas quita el letrero que afeaba el conjunto urbano

La pintada fue limpiada por la contrata del Ayuntamiento de València con gran celeridad. JM Vigara

Apenas dos semanas después de abrirse a la ciudadanía la reformada plaza de la Reina, un vándalo pintó entre el domingo y el martes un grafito en la caseta de los váteres públicos de la renovada ágora. Hoy mismo, hacia las 17 horas, un empleado de SAV -una de las contratas de limpieza del Ayuntamiento de València- procedió a limpiar la pintada -consistente en la firma de uno de estos mal llamados artistas urbanos- con toda celeridad. 

En el caso de la plaza de la Reina esta pintada constituye el primer atentado contra el patrimonio que se ha registrado, desde que el espacio ha sido reformado y abierto a la ciudadanía hace un par de semanas.

decoration

El propio operario explicaba a Levante-EMV que después de comer les había entrado el aviso y rápidamente se desplazó a la plaza para limpiar el letrero. Lamentablemente los incívicos no respetan el mobiliario urbano ni el patrimonio, y son muchos los edificios de interés que sufren esta plaga de los grafiteros en toda la ciudad. En el caso de la plaza de la Reina esta pintada constituye el primer atentado contra el patrimonio que se ha registrado, desde que el espacio ha sido reformado. Uno de los colectivos más activos en la denuncia de estos actos vandálicos contra los monumentos de València es el Círculo por la Defensa del Patrimonio, que ha exigido en varias ocasiones que se persiga a estos delincuentes con sanciones más duras y que se endurezca la normativa municipal. 

El grafito corresponde a la firma de un mal llamado "artista urbano".

Lamentablemente los incívicos no respetan el mobiliario urbano ni el patrimonio, y son muchos los edificios de interés que sufren esta plaga de los grafiteros en toda la ciudad.

decoration

Aparte de la concienciación cívica, la única solución a esta plaga es que la Policía Local, en particular, y las autoridades, en general, aumenten la vigilancia sobre estos delincuentes culturales. Sin embargo, como también argumentan fuentes municipales «es imposible tener un agente en cada monumento de la ciudad». 

 "Skaters", también los hay incívicos

Los otros incívicos que también perjudican al patrimonio urbano son algunos «skaters». Tanto los comerciantes como los vecinos del centro histórico han protestado ya por la presencia de patinadores en entornos monumentales como la plaça del Mercat, la del ayuntamiento o el jardín del Hospital.

Compartir el artículo

stats