La portavoz adjunta del PP en el Ayuntamiento de Valencia María José Ferrer San Segundo ha pedido al alcalde Joan Ribó que aplique las recomendaciones de la Agencia Antifraude "tras confirmase que el PSOE “enchufó” en la Fundación de Empleo como subdirectores a dos miembros de la lista municipal socialista, uno de ellos el nuevo concejal del Deportes del PSOE Javier Mateo tras la marcha de Pilar Bernabé". 

 Antifraude insta a regular y homogeneizar los procesos de selección, para que se cumplan los principios básicos de la contratación pública con "instrucciones que garanticen su efectiva aplicación". Además, pide que sea obligatorio adaptar los estatutos antes de crear puestos y de formalizar por escrito los contratos de trabajo antes de la contratación efectiva.

 “Hay que asumir responsabilidades tras el duro informe de conclusiones de la Agencia Antifraude. Ya está bien de colocar a los suyos saltándose todas las normas de contratación. Así no se puede gestionar el ayuntamiento de Valencia y sus Fundaciones”, ha apuntado la portavoz adjunta popular.

 María José Ferrer San Segundo ha reclamado que “se tomen medidas y se den explicaciones serias de porqué en la Fundación de Empleo se han llevado a la práctica contrataciones sin  soporte jurídico  y “sin respetar la aplicación de los principios de mérito, igualdad, capacidad, publicidad y concurrencia de la normativa del empleado público”.

 La portavoz adjunta popular ha realizado estas declaraciones tras conocerse la resolución definitiva de la investigación abierta por la Agencia Valenciana Antifraude sobre el nombramiento irregular de los dos subdirectores de la Fundación municipal Valencia Activa, quienes iban de número 9 y 10 en las listas del PSOE las pasadas elecciones. "Uno de los enchufados contratado sin soporte jurídico ha entrado como concejal tras la marcha de Pilar Bernabé", apunta la regidora popular.

 Antifraude ha concluido que la fundación municipal, gestionada el pasado mandato por la actual vicealcaldesa, la socialista Sandra Gómez, seguidamente por la ahora nombrada delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, y actualmente por el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán contrató a los dos cargos, miembros del PSOE, “sin soporte jurídico y por un procedimiento inadecuado”.

 La Agencia critica que la fundación hiciera los nombramientos 'a dedo'. En las  conclusiones de Antifraude, censura que el ente municipal dependiente del PSOE designara a los dos directivos sin que se haya justificado que la designación haya atendido a principios de mérito y capacidad y a méritos de idoneidad. Tampoco se aplicaron los procedimientos necesarios para garantizar la publicidad y la concurrencia.

 La Agencia Antifraude resalta en su resolución que una de los subdirectores  fue contratada "de manera verbal" en 2016 para acabar formalizándose  el contrato por escrito "casi un año después" sin haberse acreditado "ni justificado las circunstancias que impidieron" hacerlo antes.