Un grupo de vecinos de la plaza de la Reina han protestado al alcalde Joan Ribó y al concejal Giuseppe Grezzi por la reforma realizada en el ágora, coincidiendo con la visita que ha realizado el máximo responsable municipal a la nueva zona peatonal abierta al público hace un par de semanas. Varios residentes mostraron en voz alta sus quejas mientras Ribó hablaba con la prensa y posteriormente al menos tres residentes hablaron con Ribó y Grezzi para trasladarle sus quejas por la falta de sombra y porque entienden que ha sido una actuación "muy dura", en la que faltan más zonas de sombraje.

El alcalde asumió las críticas al diseño del renovado espacio urbano, "entran dentro del salario", pero no se comprometió a nada concreto en cuanto a introducir nuevos cambios sugeridos por los vecinos. Además, destacó "la apuesta por la recuperación del espacio urbano para las personas· y enmarcó esta reforma en las realizadas en otras plazas de València. Ribó defendió las bondades de la actuación y Grezzi apuntó a preguntas de los periodistas que "en un año" los árboles habrán crecido y ofrecerán mayor sombra.

Otra crítica que se ha lanzado por parte de los residentes del barrio es que hay multitud de "skaters" que se reúnen cada noche desde las 21 horas para patinar en un tramo del ágora, generando ruidos y provocando daños en el pavimento y el mobiliario urbano. Ante estos comentarios, el alcalde y Grezzi han dicho que informarán a la Policía Local para que tome cartas en el asunto. Ribó completó la visita a la nueva Plaza de la Reina y estuvo jugando con los juegos que se han colocado en una esquina de la renovada ágora.