El Ayuntamiento de València ha adjudicado el proyecto ‘‘Una València més Verda II" con una inversión de cerca de un millón de euros, la cual permitirá la plantación de 1.294 árboles y palmeras en 13 distritos de la ciudad, una iniciativa surgida de los presupuestos participativos DecidimVLC. Estos ejemplares se sumarán a los 3.143 plantados a la edición anterior de este programa municipal. El alcalde de València, Joan Ribó, ha asegurado que el proyecto ‘Una València Més Verda II’ es “una de las actuaciones más importantes de este mandato en cuanto a mejora de la infraestructura verde de la ciudad. Se trata de una gran inversión que, después de su adjudicación, se sitúa en casi un millón de euros”. “También es muy relevante por el hecho que supone la segunda plantación masiva que se realiza en esta segunda etapa al frente del gobierno municipal, por lo tanto, estamos cumpliendo con el compromiso que adquirimos con la ciudadanía de aumentar el arbolado de València”, ha añadido el máximo responsable de la ciudad.

Cómo explica Ribó, la plantación de árboles "es una de las acciones cruciales para combatir los efectos del cambio climático y como podemos comprobar estos días, es imprescindible contar con calles con muchas zonas de sombra para refugiarse de las cada vez más frecuentes olas de calor". “Además, València es finalista para ser Capital Verde Europea, y queremos demostrarle a Europa por qué somos referente mediterráneo en las políticas de lucha contra el cambio climático con acciones como la plantación masiva de árboles, la reducción de la contaminación, la recuperación de espacios públicos de calidad o el objetivo de ser climáticamente neutros en 2030”, ha asegurado Ribó.

Por su parte, el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha detallado que la plantación de los 1.300 árboles, habitualmente, de hoja caduca, “se realizará hacia el otoño y el invierno, cuando bajan las temperaturas para favorecer las mejores condiciones climáticas, además, reforzaremos esta actuación con la plantación de más ejemplares desde el Servicio de Jardinería Sostenible del Ayuntamiento de València”. Esta política de incrementar el verde en todos los barrios y renaturalizar la ciudad "es una apuesta municipal valorada por la Unión Europea con la designación de València como finalista para Capital Verde Europea 2024”, considera el vicealcalde.

La reposición de arbolado del programa Una València Més Verda II se dividió en dos lotes agrupados por barrios y distritos y con un presupuesto equilibrado entre ellos. Los dos lotes responden a la división geográfica que los Jardines del Túria hacen de la ciudad: norte y sur. En el lote norte se incluyen los distritos de Campanar, Poblats Marítims, Camins al Grao, Algirós, Benimaclet, Rascanya, Benicalap y Pobles del Nord. En la zona sur pertenecen los distritos de Patraix, Jesús, Quatre Carreres y Pobles del Sud.

El lote de la València Nord se ha adjudicado a la empresa Centre Verd, por un presupuesto, IVA incluido, de 506.227,11 euros; y el de la València Sud, a Grupo Bertolín, por 435.373,61 euros. El periodo de ejecución de ambas intervenciones es de cinco meses, ampliable hasta siete. En total, la inversión de Una València Més Verda II suma una inversión de 941.600 euros, destinados a arbolado, como también a mejora de los sistemas de riego en 218 lugares, los cuales también se suman a las 924 intervenciones de estos sistemas hídricos de la anterior convocatoria ‘Una València Més Verda.

Adaptación y mitigación al cambio climático

La plantación de 1.294 árboles y palmeras en 13 distritos de València también implica una mejora en la adaptación de la ciudad a los efectos del calentamiento global, como también su mitigación. De hecho, se calcula que la nueva vegetación podrá absorber más de 37.000 kilos de CO₂ el año, además del secuestro de carbono de la València Més Verda I de 78.575 kg CO2 el año. El arbolado viario ofrece importantes servicios ambientales los cuales, con frecuencia, pasan desapercibidos. Su efecto regulador de la temperatura y su provisión de sombra en los días calurosos tiene particular importancia, especialmente en el caso de una gran ciudad mediterránea como València También tienen un papel clave en la hora de retener contaminación, purificar el aire y mitigar las emisiones de CO₂. Finalmente, su presencia ofrece refugio a la fauna urbana y aporta naturalidad y belleza en el espacio público en el cual desarrollamos una parte importante de nuestra actividad cotidiana.

València, finalista en el título de Capital Verde Europea 2024

Las iniciativas 'Una València Més Verda', surgidas de los presupuestos participativos DecidimVLC del Ayuntamiento de València, forman parte de la estrategia de renaturalización y mejora de la infraestructura verde de la ciudad, finalista en el galardón de Capital Verde Europea 2024. Este premio, dotado con 600.000 euros, está promovido por la Comisión Europea desde 2010 para reconocer los proyectos y el compromiso por la ecología urbana, alineados en el Pacto Verde Europeo, la Estrategia de Biodiversidad 2030 de la Unión Europea o los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Esta competición de València para convertirse Capital Verde Europea 2024 se suma a otros hitos europeas y mundiales de la ciudad como por ejemplo la consecución de la Capitalidad Mundial del Diseño 2022, la Capitalidad Europea del Turismo Inteligente 2022, la Capitalidad de la Alimentación Sostenible 2017 o ser una de las ciento ciudades elegidas por la Unión Europea para ser climáticamente neutra el 2030.