Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València

Aparcar en Russafa será más difícil para los no residentes desde septiembre

Las plazas exclusivas o preferentes para vecinos se pintarán en septiembre aunque solo 222 de los 9.800 titulares de vehículos del barrio han tramitado sus permisos

Calle Literato Azorín de Russafa que pasa de aparcamiento gratuito a zona naranja. German Caballero

El Ayuntamiento de València avanza en su plan para poner en marcha nuevas restricciones para aparcar en Russafa a partir de septiembre con el objetivo último de sacar el máximo tráfico rodado de las calles de la ciudad, como ha reiterado la semana pasada el propio alcalde Joan Ribó. A primeros del mes próximo, se llevará a cabo la reorganización del estacionamiento en superficie en esta barriada de l’Eixample, de modo que solo los vecinos del barrio podrán estacionar en las plazas verdes. Además, los residentes tendrán uso preferencial, en las denominadas plazas naranjas, que durante el día, también pueden usar los conductores de fuera del barrio previo pago. 

Para el vecindario, el uso de las plazas verdes y naranjas costará 86,20 euros al año y 7,18 al mes. El resto de conductores podrán estacionar en las zonas azul y naranja desde 0,55 y 1’10 euros, respectivamente, los primeros 25 minutos, hasta 1,70 y 3,30 euros por la estancia máxima de dos horas.

La remodelación del aparcamiento en superficie que va a realizar el servicio de Movilidad Sostenible supone convertir parte de las plazas libres y gratuitas -las blancas de toda la vida- en plazas de uso exclusivo-preferencial para el barrio por lo que ha recibido críticas de la oposición y de sectores como la hostelería y el comercio, que entienden que se limita el acceso al público a los establecimientos de la zona. Por ende, antes no se pagaba por ellas y ahora sí que habrá que hacerlo como ocurre en la calle Literato Azorín, que ilustra esta información.

Mientras tanto, el ritmo de obtención de las tarjetas necesarias para aparcar en Russafa va muy lento. Tal como anunció el propio concejal de Movilidad Giuseppe Grezzi, a finales de julio, solo 222 vecinos disponían ya de esta tarjeta que se coloca en el coche en un lugar visible para que la Policía Local no multe al vehículo, una vez está aparcado en la vía pública. Sin embargo, según datos de 2021 de la Oficina Municipal de Estadística, en Russafa hay cerca de 9.800 contribuyentes del impuesto de circulación. Por tanto, de los miles de titulares de un vehículo a motor censado en la bar¡riada, solo una exigua parte tiene el permiso tramitado para poder estacionar.

Según ha explicado Grezzi, con esta reformulación del aparcamiento en Russafa se quiere priorizar a los residentes, rebajar el nivel de ruido y facilitar el descanso nocturno de los vecinos. Mientras que los no residentes solo pueden estacionar por breves períodos en horario comercial. Además, la zona azul se concentra en toda la calle Russafa y la periferia del barrio. Por la noche, se fija la exclusividad residencial nocturna en el interior, manteniendo la rotación en el perímetro. Como resultado de las nuevas políticas impulsadas por los gobiernos de Ribó, el distrito de l’Eixample ha perdido desde 2015, más de 2.000 plazas de aparcamiento en la vía pública, ya sea en zona azul de pago, o libres y gratuitas.  

En general, a partir de septiembre, el estacionamiento en zona azul en Russafa sumará 520 plazas de uso libre previo pago. Esta área de la ORA se establecerá en el perímetro del barrio y en su arteria comercial principal (la calle Russafa). A excepción de esta última vía, el estacionamiento de zona verde exclusivo residencial (334 plazas) se concentrará en las calles Cadiz y Pintor Salvador Abril (ambas incluidas) y Centelles, Maties Perelló y Regne de València. También será verde el estacionamiento de las calles General San Martín y Alacant.

La avingua Regne de València cambiará el aparcamiento de azul a verde, solo para residentes Miguel Angel Montesinos

El área naranja constará de 1.043 plazas. Los residentes podrán estacionar libremente y con exclusividad en horario nocturno, pudiendo utilizarla mediante pago previo el resto de usuarios en horario comercial. También se pintarán de «taronja» las calles Dénia, Sueca, Puerto Rico, Buenos Aires, Literato Azorín, Pere III el Gran, Doctor Sumsi, Lluís de Santàngel o Duc de Calàbria. Del mismo modo, las calles Alcoi, Castelló y Sogorb, en el entorno de la plaza de toros, también serán naranjas. Las plazas de estacionamiento para residentes suman 1.377 (334 verdes + 1.034 naranjas), y la no exclusivamentes residenciales diurnas, 1.563, pasando a 520 en la periferia del barrio (zona azul) en horario nocturno. 

Compartir el artículo

stats