Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ayuntamiento renuncia al cobro de 370.000 euros del IBI de la Marina de València

El pago se suspende pese a la sentencia judicial que obliga a abonarlo al Consorcio Valencia 2007, ahora en fase de liquidación

El ayuntamiento renuncia al cobro de 370.000 euros del IBI de la Marina de València GERMAN CABALLERO

El Ayuntamiento de València suspende, de momento, el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de la Marina de València que desde 2008 viene reclamando a la Autoridad Portuaria de València (APV) y que anualmente asciende a 600.000 euros. Una cantidad que el puerto a su vez ha venido girando anualmente al Consorcio València 2007, como organismo depositario de los terrenos y gestor de los edificios y espacios construidos para la celebración de la Copa del América 2007, y que este, por su parte, se ha negado a abonar alegando que estaba exento. Para ahorrarse el pago, el Consorcio recurrió primero al Jurado Tributario del Ayuntamiento de València, que le quitó la razón, y posteriormente acudió al contencioso-administrativo, que en julio de 2021 sentenció que el Consorcio y no el puerto debía asumir el pago.

Durante años el puerto y el Consorcio han pleiteado por el pago del citado impuesto hasta que una sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo número 6 de València reconoció hace ahora un año que es obligación del Consorcio Valencia 2007 pagar el IBI de La Marina al ayuntamiento al ser concesionario de los terrenos y no arrendatario. 

La suma acumulada por los recibos del IBI impagados desde 2008 podría ascender a casi nueve millones de euros.

A pesar de la sentencia, el Consorcio presentó en abril un recurso de reposición contra el último recibo del IBI que fue girado en febrero de este año solicitando la suspensión del mismo entretanto se resuelve dicho recurso, petición que ha sido aceptada por el ayuntamiento, según recogen dos resoluciones del mes de agosto. El ayuntamiento ha aprobado, según ha podido saber este diario, la suspensión del pago de 373.000 euros en concepto del IBI de varios espacios de la Marina, en concreto, de las zonas de atraque de embarcaciones, de varios locales de ocio y restauración y de al menos una de las bases deportivas, reconvertidas ahora en espacios dedicados a la innovación. 

El recurso de reposición contra el pago del IBI lo ha interpuesto el director general del Consorcio, Vicent Llorens, que siempre ha mantenido que no está justificado que el puerto pueda repercutir el IBI al citado órgano, que ahora además está en fase de liquidación. 

Las fuentes del Consorcio en liquidación consultadas ayer no aclararon sirecurrieron la sentencia de lo contencioso-administravo que obligaba al órgano gestor de la Copa del América, formado por las administraciones Estatal, local y autonómica, a abonar el IBI.

La petición de suspensión del pago por parte del Consorcio se hizo el pasado 8 de abril, unas semanas después del acuerdo de liquidación del organismo que gestionó la Copa del América tras la condonación en 2021 de la deuda de 400 millones del ICO por parte del Gobierno y su posterior salida del ente gestor, al frente del cual está ahora el ayuntamiento. 

La Generalitat ha anunciado por su parte que solicitará la segregación de la Marina a Puertos del Estado para convertirla en un puerto deportivo de gestión autonómica, aunque de momento no ha hecho avances en esta línea y está centrada en el proceso de liquidación de los activos del Consorcio.  

El alcalde, Joan Ribó, de Compromis por su lado ha solicitado a la Autoridad Portuaria la cesión integral y gratuita de la Marina para dar seguridad jurídica a inversores y concesionarios e intentar tomar las riendas de un espacio sobre cuyo futuro hay demasiada incertidumbre. 

Tras la salida del Gobierno del Consorcio, una vez condonada la deuda millonaria que dejó la Copa del América, los contratos y concesiones pendientes de renovar o de adjudicar han quedado en una suerte de limbo administrativo. 

La Autoridad Portuaria de València está tramitando varios de los contratos, el más importante la concesión de los amarres de la Marina o el biohub. El ayuntamiento por su parte ha asumido otros como la ubicación de un gran centro de datos en el edificio histórico de los Docks, edificio de titularidad municipal, promovida por Nethits Telecom Group.También se ha presentado este verano el proyecto de urbanización del entorno del Tinglado 2, uno de los espacios pendiente de desarrollar dentro del plan de usos de la Marina, cuya nueva versión, que actualizaba el calendario de obras y proyectos, lleva meses bloqueado ante el nuevo "impás" de la Marina. 

Compartir el artículo

stats