Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Setenta hosteleros de la plaza de Honduras tendrá que recortar sus terrazas a la mitad

El ayuntamiento les marcará las nuevas medidas el 6 de octubre; "No es ni el momento ni la forma"

Reunión de hosteleros de la plaza de Honduras ayer. Levante-EMV

El Ayuntamiento de València ya ha comunicado a los hosteleros de la plaza de Honduras cómo les afectará el plan de terrazas ideado por el consistorio para el conjunto de la ciudad, pero especialmente para esta zona de ocio del entorno de Blasco Ibáñez. Serán sesenta los establecimientos afectados y el recorte medio de las terrazas será del 53,7%, según explicó el portavoz del colectivo, Víctor Fernández al término de una asamblea celebrada ayer en plena calle para estudiar medidas de presión.

Las notificaciones, según explicó Fernández, llegaron la semana pasada a setenta locales comprendidos entre las calles Ramón Llull, Serpis, Blasco Ibáñez y la plaza de Enrique Rambal. Se trata de locales de diferente tipo, tanto de restauración, como bares y espacios de ocio. Y en su conjunto el recorte medio es del 53%, aunque hay locales que están especialmente perjudicados. "Se da el caso de un establecimientos de Blasco Ibáñez que lleva allí 34 años y que va a pasar de tener 115 metros cuadrados de terraza y 45 mesas a quedarse con 15 metros cuadrados y cinco mesas", dice el portavoz de los hosteleros.

La idea del ayuntamiento, además, es aplicar la medida lo antes posible, pues junto con la notificación les han comunicado que el marcado de las terrazas se producirá el próximo 6 de octubre. Entre tanto, eso sí, se abre un periodo de alegaciones para los afectados.

Negociación

Ante esta situación, ayer se celebró una reunión-asamblea de los afectados y decidieron presentar alegaciones e ir preparando un posible proceso judicial en caso de no ser atendidos. Aunque de todas formas, lo que el colectivo quiere es sentarse con el ayuntamiento a negociar. "Hay que tener en cuenta que cada local es diferente, que en unos hay vecinos y en otros no, que en unos pasa gente y en otros no. No se puede actuar así", dice Fernández.

Y, para empezar, ya han convocado para el próximo 26 de septiembre una concentración de protesta ante el edificio de Tabacalera, que es donde tiene su sede la Concejalía de Espacio Público, liderada por Lucía Beamud.

Según Fernández, esta medida ha generado una gran crispación en el colectivo, pues "llevamos mucho tiempo buscando soluciones a las molestias y no esperábamos este plan". La medida, además, llega "en el peor momento posible", pues "estamos empezando a pagar los ICOs que pedimos en la pandemia para poder mantener los negocios". "Es un varapalo a nivel empresarial y laboral, pues también habrá trabajadores que tendrán que irse a la calle", lamenta. "No es ni el momento ni la forma", sentencia.

Compartir el artículo

stats