Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuello de botella en la plaza España por las obras del macrocarril bici de la avenida del Cid

Pintor Benedito se quedará con la mitad de carriles de tráfico y menos plazas de aparcamiento y ganará un eje ciclista bidireccional

38

Así van las obras del carril bici de la Avenida del Cid Francisco Calabuig

Las obras del último tramo del megacarril bici de la avenida del Cid, una de las principales entradas de tráfico a la ciudad, que arrancaron este verano han cogido por sorpresa a muchas personas en el inicio del curso escolar y la vuelta al trabajo. Las obras del tramo final del eje ciclable bidireccional, que acomete el servicio de Movilidad Sostenible y que suponen la incorporación un kilómetro más a la red ciclista, mantienen ocupada y levantada gran parte de la calzada en la calle Pintor Benedito en su encuentro con la plaza de España. Para la adecuación del doble carril bici se eliminarán dos de los cuatro carriles de tráfico actuales, además de eliminar varias plazas de aparcamiento.

Este gran eje ciclista que conecta el centro de la ciudad (plaza de España) con los barrios de Tres Forques, Nou Moles y Patraix, a través de la avenida del Cid es uno de los proyectos estrella del concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi. Las obras arrancaron en la pasada legislatura y quedaron bloqueadas en 2017 tras la rescisión del contrato con la empresa adjudicataria. Las obras se retomaron en 2020 y se han ido desarrollando por tramos, el último y más cercano a la plaza España, arrancó a finales de agosto con un presupuesto de 390.000 euros. Las obras se prolongará hasta el 30 de octubre próximo. En el tramo en obras se han abierto decenas de zanjas, con afección además a los cruces de las vías colindantes como Obispo Amigó, la calle Jesús y San José de Calasanz.

El carril bici de la avenida del Cid, que que tiene ya su primer tramo realizado entre la avenida Tres Cruces y la calle Santa Cruz de Tenerife, finalizará su recorrido por la vía de servicio de esta avenida en sentido hacia el centro de la ciudad para pasar, a la altura de la calle Totana, a la banda norte de la calzada hasta la plaza de España. En su recorrido por San José de Calasanz, San Francisco de Borja y Pintor Benedito, el tramo que ahora se ha empezado a ejecutar, se dejarán dos carriles al tráfico rodado y uno para el carril bus-taxi segregado. Además, a la altura de la plaza Obispo Amigó se realizará un nuevo paso de peatones paralelo al carril bici que mejorará la movilidad peatonal al paso por esta isleta, apuntan desde Movilidad Sostenible. A partir de la calle San José de Calasanz, el reparto del viario será de dos carriles para el tráfico motorizado, dos para las bicicletas y vehículos de movilidad personal –uno por sentido-, y uno segregado para el uso exclusivo de EMT y taxi. Al llegar a la Plaza de España, este eje, junto con el de la calle de San Vicente Mártir desde Marvá, darán continuidad al carril bici ya ejecutado hasta la plaza San Agustín y el Anillo Ciclista.

Las obras del último tramo del carril bici, que arrancaron con el objetivo de no perjudicar a priori la movilidad de los peatones y respetar al máximo las zonas ajardinada, cuentan con financiación de los fondos Next Generation.

Compartir el artículo

stats