Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La recaudación de las cámaras de Ciutat Vella equivale a la prevista para toda la ciudad

Cámaras de la APR de Ciutat Vella. J.P. VALÈNCIA

Las sanciones del Área de Prioridad Residencial (APR) de Ciutat Vella pueden cerrar el año, sin el servicio de movilidad no lo remedia, con una recaudación similar a la que el Ayuntamiento de València tenía previsto ingresar por multas de tráfico en toda la ciudad. Los últimos datos indican que a mediados de este mes de septiembre se ha llegado a las 107.000 sanciones, lo que significa que cuando se cumpla un año de implantación de las cámaras en el mes de diciembre, con una media de 300 multas al día, que era lo que venía ocurriendo antes del verano, se habrá llegado a las 130.000 sanciones. Si tenemos en cuenta que cada sanción es de 60 euros, la recaudación del ejercicio completo podría alcanzar los 7,8 millones de euros.

Se trata de una cifra nunca antes vista en un barrio de la ciudad y muy similar a la recaudación que el Ayuntamiento de València tiene previsto recaudar en toda la ciudad a lo largo del año. En los presupuestos municipales de 2021, la previsión oficial señalada en los presupuestos era de 7,2 millones de euros. Y para este año la previsión era de 8 millones.

La situación, ya preocupante en los primeros siete meses de implantación de la APR, se ha disparado en los meses de verano, en los que se han registrado 40.000 multas, a una media de entre 600 y 700 al día.

Compartir el artículo

stats