Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Orriols se hacen la última foto con el "agujero de la vergüenza"

Los vecinos inmortalizan las últimas horas de la oquedad H. G.

El barrio de Orriols está viviendo una mañana histórica. Las máquinas, finalmente, proceden al derribo del llamado "agujero de la vergüenza", que conectaba de forma altamente precaria las calles Baeza y Agustín Lara. Se trata de uno de los símbolos del urbanismo no deseado, que ha pervivido a lo largo de los años.

Antes de proceder a su derribo, los vecinos de la zona se han acercado de forma masiva a hacerse fotografías como recuerdo. De hecho, los más madrugadores ya lo habían hecho en los últimos días.

Cuando quede saneado el terreno, la calle Agustín Lara llegará a la avenida de la Constitución.

En una matinal especialmente intensa en lo emocional, las máquinas han trabajado también al otro extremo de la calle derribando la emblemática fachada del restaurante Casa Balaguer, que todavía permanecía en pie.

Derribo de Casa Balaguer en Orriols

Derribo de Casa Balaguer en Orriols Paco Calabuig

Compartir el artículo

stats