Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras

La UTE Dragados-Rover Infraestructuras-Rover Rail-Tecsa es la que obtiene mejor puntuación en el concurso del canal de acceso

Diecisiete mercantiles agrupadas en cinco uniones temporales de empresas optan al concurso para soterrar las vías al sur de València valorado en 530 millones

Vista global del Parque Central con el canal de acceso al fondo, donde se iniciarán los trabajos el próximo año. Levante-EMV

La unión temporal de empresas (UTE) Dragados-Rover Infraestructuras-Rover Rail-Tecsa es la primera clasificada en la licitación del canal de acceso de València, el soterramiento de las vías del ferrocarril al sur de la ciudad. Un total de diecisiete constructoras agrupadas en cinco uniones temporales de empresas han optado al concurso convocado por la empresa pública Administrador de infraestructuras ferroviarias Alta Velocidad (Adif AV), según adelantó ayer Levante-EMV. La mercantil que depende del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana realizó ayer el trámite de la apertura de ofertas económicas de los aspirantes a ejecutar la actuación que acabará con el «hachazo» ferroviario que ha dividido el sur de la ciudad durante 170 años.

El concurso aún no está adjudicado formalmente ya que tras abrir las ofertas económicas, sumadas a las técnicas, se produce una clasificación de las cinco UTE aspirantes. Ahora queda por delante trámites administrativos la acreditación de la solvencia hasta la adjudicación provisional y definitiva, según confirman a Levante-EMV fuentes conocedoras de la tramitación.

Entre las aspirantes a ejecutar el contrato de obras por valor de 530 millones de euros -la actuación más importante desde la llegada del tren de alta velocidad el 18 de diciembre de 2010, figuran cinco contratistas con sede en la Comunitat Valenciana: Becsa, Grupo Bertolín, CHM Obras e Infraestructuras, Pavasal Empresa Constructora , Becsa y Torrescamara y Cia de Obras.

Las cinco UTE que han optado a este macroconcurso de obras han presentado oferta agrupadas de la siguiente manera. Una UTE está compuesta por Acciona Construcción-Comsa-CHN Obras e Infraestructuras-Grupo Bertolín; otra unión de empresas la forma Sacyr Construcción-Ferrovial-Construcción-FCC Construcción-Pavasal Empresa Constructora. Una tercera UTE la componen Obrascon Huerta Lain-Aldesa Construcciones-Construcciones Sánchez Domínguez Sando-Becsa. Otra cuarta aspirante está conformada por las empresas Copasa-AZVI-Vías y Construcciones-Torrescamara y Cia de Obras. Y una quinta UTE agrupa a Dragados-Rover Infraestructuras-Rover Rail-Tecsa Empresa constructora.

Respecto a la propuesta económica, la clasificación de las UTE que optaban al concurso ha quedado en el siguiente orden: La oferta de Dragados-Tecsa-Rover de 366.440.482,40 euros (más el IVA asciende a 443.392.983,7 euros) representaba un porcentaje de rebaja del 14,50% respecto al presupuesto de licitación lo que le ha concedido 98,71 puntos sobre un máximo de 100 de la mesa de valoración de Adif.

La segunda clasificada ha sido la UTE formada por Acciona-CHM-Comsa-Bertolin con una propuesta de 365,63 millones, lo que suponía una baja del 14,69%, por lo que ha obtenido 95,97 puntos. En tercer lugar, con 95,67 puntos ha quedado la UTE Aldesa-Sando-Becsa-OHL que ofertaba 364,5 millones, con un porcentaje de baja respecto al presupuesto de licitación del 14,95%. En cuarta posición ha quedado la oferta de Vias-Azvi-Torrescamara-Copas que presentó el mismo presupuesto de 364,5 millones, con un porcentaje de baja respecto al presupuesto de licitación del 14,95%, por lo que ha obtenido 94,67 puntos. Y en quinto lugar ha quedado la alianza entre Sacyr-Ferrovial-FCC-Pavasal con una oferta de 370,73 millones, un 13,50% de rebaja, y una puntuación de 94,03 puntos.

La baja temeraria estaba en el 15,9% en la que ninguna UTE ha incurrido porque la media de las ofertas era del 14,52 por debajo del presupuesto de licitación.

Compartir el artículo

stats