La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, ha avanzado que el Ayuntamiento de València proyectará la reurbanización del entorno del acceso al barrio de San Isidro desde Picanya, que quedará vinculado al nuevo planeamiento que se está desarrollando junto a las alquerías de la calle de Pau: “hemos visitado el barrio de San Isidro de la mano de su asociación de vecinos para escuchar sus reivindicaciones, que en las últimas semanas se han hecho presentes, y quería trasladarles mi compromiso en mantener el barrio de San Isidro con un nivel de inversión alto desde Urbanismo y Deportes que permita desarrollar dotaciones que están en marcha como la ampliación del Colegio Nicolau Primitiu y el polideportivo de San Isidro que también incorporará una zona de aguas”.

Con esta visita Sandra Gómez contrarresta las críticas de los vecinos de San isidro a los presupuestos participativos, pues en esta edición se han quedado sin ninguna obra y sus vecinos de Patraix han acumulado todas las inversiones. De hecho, han pedido un cambio en las bases de estos presupuestos para garantizar que todos los barrios tienen una oportunidad.

Gómez ha explicado que en 2023 "ambas obras (Colegio Nicolau Primitiu y polideportivo de San Isidro) estarán en marcha y supondrán una mejora muy importante de servicios públicos esenciales para nuestros vecinos y vecinas de San Isidro. También hemos visitado la entrada al barrio desde Torrent y nos hemos comprometido a realizar una serie de actuaciones”. La regidora ha hecho estas manifestaciones tras realizar una visita al barrio junto a los representantes vecinales.

Acceso al barrio

La vicealcaldesa ha subrayado la importancia del nuevo diseño para el acceso a San Isidro que mejorará una zona “ciertamente abandonada y degradada. Vamos a hacer obras de urbanización para acondicionarlas y sumarlas al nuevo futuro planeamiento que vamos a desarrollar en el entorno de las alquerías de Pau, que va a permitir poner en valor el conjunto histórico a la par que generamos una nueva plaza, nuevas zonas peatonales y nuevas dotaciones públicas para el barrio de San Isidro”, ha añadido.

Gómez ha destacado que durante el encuentro con los vecinos y vecinas del barrio se ha realizado un repaso de los proyectos pendientes y los que ya se han realizado “porque sobre todo lo que queremos transmitirle a los vecinos y vecinas de San Isidro es que este barrio importa cuenta y que, por lo tanto, estamos apostando e invirtiendo en él”, ha manifestado.

“Otra de las cuestiones que hemos repasado es la alegación que presentamos desde el área de Urbanismo para reconvertir el paso de cercanías en un tren TRAM que se integre en la red ferroviaria de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana, lo que nos va a permitir, sobre todo, quitar el talud que divide y parte San Isidro en dos, que parte y divide su núcleo histórico fundacional del resto del barrio y que, con una desviación del tren entrando por Vara de Quart, va a facilitar unir una de las zonas históricas y con mayor relevancia histórica que tenemos de nuestra ciudad vinculada a su huerta con el resto del barrio", ha explicado.

"Sabemos que es una apuesta importante -ha añadido Gómez- pero creo que este tipo de apuestas y de inversiones son las que realmente importan. La forma de desarrollarse un barrio como San Isidro tiene un impacto muy directo en la calidad de vida de sus vecinos y vecinas y, aunque sabemos que es una apuesta y un proyecto complejo, queremos apostar por él y tirarlo hacia adelante”, ha finalizado.