La Federació d’Associacions Veïnals (Faavv) de València ha señalado "la contrariedad" que supone que el Ministerio de Transición Ecológica haya autorizado la ampliación del Puerto de València y que haya emitido informe de compatibilidad “favorable con condiciones”. La entidad vecinal ha mostrado su malestar porque no se ha hecho público dicho informe "ni se explican las condiciones planteadas a la Autoridad Portuaria."

“La ampliación del Puerto no puede llevarse a cabo en estas condiciones; la cuestión medioambiental sigue sin resolverse y, en este contexto, no se puede continuar con esta política de hechos consumados”, ha denunciado María José Broseta, presidenta de la FAAVV.

Según se ha podido saber, la intención de la Autoridad Portuaria es aprobar definitivamente el proyecto constructivo de los muelles en el próximo consejo de administración del 16 de diciembre, para remitirlo posteriormente al Gobierno para su aprobación en el Consejo de Ministros. “No se puede consentir que la Autoridad Portuaria utilice el contenido de este informe mientras no tenemos posibilidad de conocer su contenido y poder hacer alegaciones”, ha dicho María José Broseta.

Para la representante vecinal, “esta ausencia total de transparencia es muy preocupante; aún no conocemos los reparos que pone el propio Ministerio en ese informe y ya se está planteando la construcción y la adjudicación de la concesión”.

“La ampliación del Puerto no puede llevarse a cabo en estas condiciones, con una afectación sobre las playas y La Albufera más que evidente, mientras se utiliza una declaración de impacto ambiental (DIA) desfasada”, ha señalado Broseta.

Trafico intenso en la V-30, en dirección al recinto portuario. FRANCISCO CALABUIG

Decisiones de espaldas a la ciudadanía

Te puede interesar:

Desde la Federació d’Associacions Veïnals se insta a las distintas Administraciones y organismos vinculados, a que de una vez por todas se deje de actuar tomando decisiones de espaldas a la ciudadanía. “La ampliación del Puerto no puede llevarse a cabo en estas condiciones, con una afectación sobre las playas y La Albufera más que evidente, mientras se utiliza una declaración de impacto ambiental (DIA) que es del año 2007 y está totalmente desfasada”, ha señalado Broseta.

Asimismo, la presidenta de la Faavv, ha señalado que, más allá de los importantes daños medioambientales, se esté planteando una inversión pública de semejante calado sin una justificación adecuada y con una ausencia total de debate, participación y transparencia, tal como se ha demostrado tras este último movimiento.