Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ministerio evita comprometerse con la cesión de la Marina a la ciudad

El alcalde anuncia, tras su reunión con la secretaria de estado de Transportes, que el puerto deberá consensuar con el ayuntamiento la gestión de los amarres

Panorámica de la Marina de València, con el canal de acceso, el Veles e Vents y al fondo los diques de la futura ampliación norte del puerto

La reunión del alcalde de València, Joan Ribó, con la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, celebrada ayer en Madrid sirvió para arrancar el compromiso del ministerio de que el pliego de condiciones del concurso para la gestión de los amarres de la Marina de València no se hará de espaldas a la ciudad y la Autoridad Portuaria de València consensuará con la ciudad las condiciones del contrato para la gestión de la lámina de agua.

Sin embargo, en la principal reivindicación del alcalde que es la cesión a la ciudad de la Marina para integrarla como un barrio más no hubo grandes avances más allá del compromiso de seguir trabajando. Ministerio y ayuntamiento se volvieron a emplazar a una reunión por "videoconferencia" el próximo lunes para avanzar en la fórmula de gestión de la Marina de València que tras la disolución del Consorcio Valencia 2007 y la condonación de la deuda de la Copa del América ha entrado en una situación de impás.

Están en juego el reparto y control de los terrenos y espacios que hasta ahora gestionaba el Consorcio València 2007 entre los que se incluyen los amarres deportivos, el Veles e Vents, las bases deportivas donde se han instalado empresas de innovación como Lanzadera y los locales de restauración, y cuya titularidad reclaman el Ayuntamiento de València y la Generalitat.

En la reunión de Ribó con Isabel Pardo de Vera, a la que asistió también el director de Puertos, Alvaro Rodríguez Dapena, y el coordinador de Alcaldía, Josep Bort, se llegó, según lo avanzado por Joan Ribó al término del encuentro, a "un acuerdo para buscar una unidad de gestión para la Marina para garantizar la seguridad de trabajadores, concesionarios y empresas". Ribó reivindicó que sea el ayuntamiento la entidad de gestión, decisión que quedó aplazada al próximo lunes. En lo que si hubo acuerdo, explicó Ribó, es en que "el pliego de condiciones para la gestión de los amarres se haga de manera consensuada con el puerto para conseguir una marina popular y que potencie los deportes náuticos".

Tras la salida del Gobierno del Consorcio Valencia 2007 en noviembre de 2021 y el inicio del proceso de liquidación de los bienes, la Autoridad Portuaria de València asumió la gestión de las concesiones que ocupan suelo portuario, la mayoría. El ayuntamiento por su parte asumió los espacios que ya eran de su propiedad, esto es, las bases de la Marina Norte, los Docks y los tinglados 2, 4 y 5.

Reunión de Ribó con la secretaria de Estado ayer en Madrid Hortensia García

La reunión de ayer llega después del encuentro que mantuvieron hace dos semanas, en el marco de la negociación de los presupuestos del Estado, el diputado de Compromís, Joan Baldoví, y Pardo de Vera, tras la cual el alcalde anunció la cesión por parte del Gobierno de la marina a la ciudad, algo que pocas horas después desmintió el ministerio.

El PP critica el "letargo" de la Marina

La portavoz del PP en el ayuntamiento de València, María José Catalá, destacó en relación a la reunión del alcalde con la secretaria de Estado que "ya era hora de que el alcalde se preocupara sobre este asunto y saliera de su zona de confort y de su letargo y se fuera a algún ministerio a pelear por la ciudad". Los populares recalcan que la Marina lleva dos años en una situación de indefinición jurídica. "Ahora a las puertas de elecciones se ha acordado que es un alcalde que tiene que ir a llamar a las puertas del Ministerio a pelear por la ciudad", apostilló Catalá, quien apuntó que el encuento es un intento de arreglar "el desaguisado que se montó" cuando Baldoví y el alcalde anunciaron que el Gobierno cedería a la ciudad la Marina y que luego fue desmentido por el ministerio.

Compartir el artículo

stats