Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mislata quiere aprovechar caminos y descampados para que la variante no perjudique la huerta

Esta vía deberá someterse a una Evaluación Ambiental y será "consensuada" con València y Mislata

Propuesta de Mislata para la variante norte del municipio alternativa al proyecto anterior de la ronda norte Hortensia García

El nuevo acceso norte de Mislata, que se ha topado con las reticencias del alcalde de València, Joan Ribó, por su posible afección a la huerta protegida de Campanar, "no tiene nada que ver con el proyecto de la ronda norte de 2006 que atravesaba la huerta con nuevos viales y dos rotondas". Así lo asegura el Ayuntamiento de Mislata que defiende la construcción de esta infraestructura. Se trata, apuntan en el equipo del alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, de un proyecto "muy necesario y previsto desde hace años".

En la actualidad Mislata solo tiene una vía de entrada y salida, la calle San Antonio, una travesía urbana que soporta un intenso tráfico y que una vez construida la variante norte se reurbanizará para ganar espacio público y generar un entorno más amable. Algo similar a lo que está haciendo València con sus avenidas más grises.

De hecho el gobierno de Fernández Bielsa ya ha actuado en varios puntos para pacificar la travesía de Mislata en puntos como la entrada por el Hospital Militar. Por su parte, la Concejalía de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de València ha iniciado ya las obras para la reurbanización de la plaza Arniches, en el encuentro con Mislata, que será reurbanizada eliminando el desnivel actual y ganando espacio peatonal y zonas verdes que además dignificarán el entorno del Museo de Historia.

Mislata recuerda que la variante es una obra pendiente desde hace dos décadas vinculada a una PAI con un millar de viviendas que ya se han empezado a construir. Mislata, recalcan desde el gobierno del también líder provincial del PSPV, Fernández Bielsa, "no pretende ejecutar el proyecto de la ronda norte de la etapa del PP". La propuesta que Mislata ha puesto sobre la mesa de la Conselleria de Territorio consiste en generar una variante que saque el tráfico del casco urbano desde la rotonda del Hospital Militar hasta la avenida Pío Baroja de València lo más pegada al borde urbano posible, "bordeando el parque de la Canaleta y enlazando, por detrás del Bioparc, con la rotonda de Pío Baroja". Una infraestructura que, aseguran en Mislata, solo tiene 300 metros y en cuyo desarrollo se planteará aprovechar los caminos rurales existentes para que sea lo menos invasiva posible. Gran parte de esa zona, recalcan en Mislata, son descampados no huerta, como aduce València. La variante no solo descongestionará el tráfico en Mislata también aliviará el tránsito del puente 9 d'Octubre.

Fernández Bielsa valora que "el proyecto vaya adelante y se ponga solución a una reivindicación histórica, que ayudará a pacificar el tráfico y mejorará los accesos a Mislata". "No queremos la Ronda Norte que proyectó el PP hace 20 años, pero necesitamos una alternativa viable", insiste el alcalde de Mislata. "La Generalitat debe poner en marcha una alternativa ya que la comisión territorial de Urbanismo aprobó el PAI del Quint II, con casi 1.000 viviendas, condicionado a un acceso norte"."Aunque no deseamos la ronda prevista entonces sí exigimos una alternativa compatible y que solucione el problema de accesos a Mislata".

Carretera existente en la huerta de Campanar Fernando Bustamante

Solución consensuada

La Conselleria de Territorio, por su parte, asegura que el acceso norte que se proyecta en Mislata para sacar el tráfico que atraviesa el caso urbano será sometido a un proceso de evaluación ambiental y deberá obtener como otras infraestructuras de tráfico nuevas una declaración ambiental favorable, lo que supone una garantía de que el proyecto que se haga contará con las cautelas de la normativa de protección del territorio, en esta caso, de la huerta.

Hay que recordar que la variante que proyecta Mislata afecta a un entorno de huerta, protegido por el Plan de Acción Territorial de l'Horta y también al entorno del Parque Fluvial del Turia. Las fuentes de la conselleria consultadas insisten en que no se hable de baipás ni ronda norte y en que "es mejor hablar de acceso a Mislata porque va a ser un proyecto diferente de la de ronda de la que se hablaba hace años".

El trazado y el diseño en si no están todavía concretados, apuntan en conselleria, que ha incluido una partida de 60.000 euros en sus presupuestos de 2023 para la redacción del proyecto del nuevo acceso de Mislata, que conectará la rotonda del hospital Militar, en cuyo entorno se desarrolla un PAI con un millar de viviendas que está asociado a la ejecución de la variante de tráfico, con la avenida Maestro Rodrigo de València. Será en la licitación del proyecto básico y el constructivo donde se detallarán ambas cuestiones, esto es, trazado y anchura de la vía. Como sea "esta infraestructura se consensuará con los ayuntamientos implicados (Mislata y València) y la propuesta se ajustará a todas las necesidades del territorio", destacan en conselleria que añade que como garantía de protección del territorio "una vez aprobado el proyecto básico y constructivo tendremos que solicitar la Declaración de Impacto Ambiental para el proyecto".

Compartir el artículo

stats