El Ayuntamiento de València adjudicará en la próxima Junta de Gobierno Local el equipamiento del futuro pabellón de Nou Moles por un importe de 397.065 euros. El nuevo contrato de la Concejalía de Deportes permitirá adecuar las instalaciones para la práctica deportiva cuando la Conselleria de Deportes entregue el inmueble al consistorio una vez finalizadas las obras de construcción. Esta adjudicación, ha indicado el concejal de Deportes, Javier Mateo, se suma al contrato que ya lanzó el ayuntamiento para el suministro y la instalación de pavimentos deportivos y el marcaje de las pistas.

“Con esta adjudicación, damos un paso decisivo para que, una vez la Conselleria de Deportes entregue el edificio, podamos adecuar inmediatamente las instalaciones para la práctica deportiva y ponerlas en funcionamiento en el menor tiempo posible como reclaman los vecinos y vecinas de Nou Moles”, ha destacado Mateo.

De los lotes que contempla el nuevo contrato, se han adjudicado los correspondientes al pabellón por un importe de 123.188 euros, a los vestuarios y aseos por 168.190 euros y a la sala de musculación, que tendrá una inversión de 105.687 euros. Todos los contratos tendrán una garantía de cuatro meses.

El nuevo polideportivo de Nou Moles contará con una cancha principal con capacidad para 1.610 espectadores, 1.368 en graderíos fijos y otros 224 en gradas retráctiles. Esta pista tendrá capacidad para albergar la práctica de balonmano, fútbol-sala, hockey sala, baloncesto y voleibol. Las instalaciones incluirán dos piscinas, una de waterpolo que permitirá acoger campeonatos del mundo y otra cubierta para la práctica educativa de la natación. Asimismo, dispondrá de salas de fitness y musculación, vestuarios y almacenes.