Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València

Iniciativa pone en jaque el plan de Ribó para la lista municipal

El rechazo de la ejecutiva de este partido podría abocar a las primarias que un sector de Compromís y el alcalde querían evitar

Asamblea celebrada hace pocos meses, para anunciar que Ribó sería el candidato a la alcaldía. JM Lopez

El plan trazado para que la asamblea de esta tarde de Compromís por València fuera una balsa de aceite se ha ido al traste por el rechazo de la ejecutiva de Iniciativa a la lista que había apoyado antes la militancia de este partido liderado por Mónica Oltra an nivel autonómico y por el vicealcalde Sergi Campillo en el ámbito municipal. Esta tarde los militantes de las tres formaciones que componen Compromís -Més Compromís, Iniciativa y Els Verds- están llamados a votar, en principio, la candidatura municipal liderada por Joan Ribó y en la que ya se habían determinado los puestos de salida que corresponden a cada una de las fuerzas que forman la coalición naranja.

Sin embargo, el rechazo de la ejecutiva de Iniciativa, impide seguir adelante con el proceso, según confirman fuentes consultadas por Levante-EMV. No se puede -estatutariamente- pasar por encima del criterio de este órgano del partido. De este modo, fracasaría el plan avalado por el alcalde Joan Ribó, y por otros dirigentes de Més como Papi Robles, para que no se llegase a las votaciones abiertas ya que Compromís quería cerrar una candidatura municipal con perfiles profesionales enfocados a poder gestionar áreas de gobierno en el futuro, con competencias y capacidades demostradas. Es lo que vino a decir Ribó con aquella frase de que no se puede tener en la candidatura, en una organización que quiere seguir gobernando, a muchos profesores de valenciano y a ningún ingeniero

Joan Ribo anuncia que se presentara a las próximas elecciones como candidato a alcalde. JM Lopez

Ahora bien, todo puede pasar esta tarde. En principio, no debería votarse la lista , que sí cuenta con el respaldo vinculante de los militantes de Iniciativa y de las ejecutivas y de las militancias de Més Compromís -el antiguo Bloc-, Els Verds y los No Adscritos. No se puede pasar por encima de la opinión contraria de la ejecutiva de Iniciativa así que si no hay acuerdo final en la asamblea de todo Compromìs, todo apunta a que tendrán que convocarse primarias abiertas a la militancia. Justamente lo que no quería Ribó y el aparato de Més Compromís.

Choque orgánico en Iniciativa entre contentos y descontentos

Bajando a los detalles, lo ocurrido en Iniciativa de València obedece al choque orgánico interno entre quienes sí lograron un puesto de salida en la asamblea y quienes quedaron descartados pero tienen mayoría en la ejecutiva. Ayer, la decisión de la dirección de Iniciativa fue rechazar esta lista con el siguiente orden en los 15 primeros puestos: Joan Ribó (1º No adscrito), Papi Robles (2ª Més), Sergi Campillo (3º Iniciativa), Pere Fuset (4º Més), Lluïsa Notario (5ª Iniciativa), Lucía Beamud (6ª Els Verds), Giuseppe Grezzi (7º No adscrito), Ferran Puchades (8º Més), Eva Coscollá (9ª Més), Juan García (10º Iniciativa), María Giner (11ª Més), Glòria Tello (12ª Iniciativa), Jordi Peris (13º Iniciativa), Raquel Valles (14ª Els Verds) e Isa Lozano (15ª Més).

Como se ha dicho, la militancia de Iniciativa -en una asamblea vinculante- determinó que Campillo, la concejala de Personal Lluïsa Notario y el líder de Joves Compromís Juan García ocuparían los 3 puestos de salida reservados a esta formación entre los 11 primeros de la candidatura global de Compromís. En la votación, quedó fuera la concejala de Cultura Glòria Tello por un voto, en favor de García, y también fueron relegados los exconcejales y altos cargos municipales Jordi Peris y Pilar Soriano. Sin embargo, la ejecutiva votó en contra de esa propuesta ya que "los descontentos" sumaron la mayoría necesaria.

El resultado final es que Compromís por València, lejos de lo anunciado por la ejecutiva de Més Compromís y por algunos de los principales dirigentes de Compromís, ha fracasado en su intento de llegar a un consenso que pudiera contentar a todas las fuerzas que la forman, y sobre todo, a los dirigentes más significativos que la componen. Quedarse fuera de la lista, tras los procesos iniciados en octubre no ha gustado a una serie de personas. Ahora, la organización tiene un grave problema pues se ha escenificado el desacuerdo interno en la coalición de manera abrupta y casi irreconducible.

Compartir el artículo

stats