Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València

Los servicios jurídicos municipales afean a Ribó la cesión de La Base a Labora

La Junta de Gobierno acata el dictamen, admite el recurso del PP y tendrá que deshacer el contrato de arrendamiento

Marina Real de Valencia. Antigua base del Alinghi. Daniel Tortajada

El Ayuntamiento de València no cederá La Base, es decir, la antigua base del Alinghi a la Generalitat, tras desaconsejar los servicios jurídicos municipales esta operación. Por tanto, los servicios jurídicos dan la razón al PP, que había presentado un recurso de reposición contra el acuerdo de la Junta de Gobierno, aprobado con los votos de Compromís y del alcalde Joan Ribó, para ceder La Base al servicio de empleo autonómico Labora. La Junta de Gobierno volverá a aprobar mañana un nuevo acuerdo para deshacer esta cesión a Labora de este inmueble de propiedad municipal "con una duración de treinta años, prorrogable por mutuo acuerdo por periodos de 5 años hasta un máximo de cincuenta años".

Este dictamen jurídico constituye un varapalo para el alcalde Joan Ribó y Compromís, que adjudicaron La Base a Labora en junta de gobierno, con el voto contrario de los socialistas. De hecho, al poco de conocerse que el gobierno municipal tiene que dar marcha atrás en su decisión, el concejal de Hacienda y coportavoz socialista Borja Sanjuán ha exigido que La Base se dedique a acoger “proyectos que sean punta de lanza de la transformación del modelo económico de la ciudad y no una oficina privilegiada para un despacho de una administración pública”, en clara alusión al servicio Labora, dependiente del secretario autonómico Francesc Nomdedéu de Compromís.

Los servicios jurídicos explican que no se puede alquilar este espacio municipal a Labora porque: “Los contratos para la explotación de bienes y derechos patrimoniales se adjudicaran por concurso salvo que, por las peculiaridades del bien, la limitación de la demanda, la urgencia resultante de acontecimientos imprevisibles o la singularidad de la operación proceda la adjudicación directa. Las circunstancias determinantes deberá justificarse suficientemente en el expediente”.

De acuerdo con el criterio de la Asesoría Jurídica en su informe, no está suficientemente justificada esta cesión al organismo dependiente de la Generalitat pues "deberían haberse concretado más las causas -de la cesión- indicando que se efectuaba la adjudicación directa por la singularidad de la operación, por la condición de organismo público dependiente de la Generalitat Valenciana de Labora y porque el destino del inmueble a arrendar era la creación de un Centro de Orientación, Emprendimiento, Acompañamiento e Innovación para el empleo (COE) que se integraría en la Red de estos Centros a nivel estatal y estaría dirigido a la mejora de las expectativas de empleo en la Ciudad y en la Comunidad".

En segundo lugar, también procede estimar el recurso presentado Cristóbal Grau, en representación del PP, porque el tiempo de adjudicación de la propiedad municipal, 30 años, puede hacerse en estos términos, pero se debe especificar que no se podrá dar ninguna prórroga en ningún caso tal como determina la normativa autonómica en esta materia. Los asesores jurídicos municipales concluyen: "debe estimarse esta alegación y corregir el acuerdo, así como el borrador del contrato, en el sentido de que la duración máxima del arrendamiento sea de 30 años, como indica el artículo citado de la ley autonómica, sin posibilidad de prórrogas".

Reacciones

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia María José Catalá ha valorado positivamente que la Junta de Gobierno acepte íntegramente el recurso presentado por el PP ante la adjudicación de la base del Alinghi a Labora, “una muestra más de la mala gestión de Compromís y PSOE que sólo saben que buscar a los amigos despachitos con vistas al mar en lugar de velar por los intereses de València".

Catalá ha explicado que el alcalde Joan Ribó "se ve obligado a asumir íntegramente el informe de la Asesoría Jurídica que apoya el recurso del Partido Popular contra la adjudicación directa a Labora de la base de la Alinghi". El pasado 15 de julio de 2022 la Junta de Gobierno Local aprobó arrendar a Labora el edificio Alinghi, en la Marina para instalar en él un Centro de Orientación, Emprendimiento, Acompañamiento e Innovación para el empleo.

Este arrendamiento, según dicho acuerdo, tendría una duración de treinta años, prorrogable por mutuo acuerdo por periodos de 5 años hasta un máximo de cincuenta años y una renta mensual de 4.690,55 €/mes más IVA.

Para Catalá, la Marina ha de ser un referente de atracción de empresas vinculadas a la Innovación, por lo que ha pedido al ayuntamiento “que desista de la intención de usar la Base como despacho de altos cargos y espera que no haga trajes a medidas para que Labora se ubique en la antigua Base puesto que hay lugares en la ciudad mucho más adecuados para esta entidad”.

La vicealcaldesa Sandra Gómez se desmarcó también de la cesión

El dictamen de los servicios jurídicos también supone un varapalo para el grupo municipal de Compromís ya que pese a que la cesión a Labora se aprobó en la Junta de Gobierno, la vicealcaldesa socialista Sandra Gómez mostró públicamente su rechazo y los socialistas no suscribieron el acuerdo. Gómez llegó a calificar esta operación como una cesión a Labora, para que los altos cargos de este servicio de Empleo autonómico tuvieran despachos con vistas al mar.

Por su parte, el concejal Borja Sanjuán, ha propuesto encargar a la oficina de Invest In València que busque el mejor proyecto para que se instale en La Base de La Marina.  Sanjuán ha señalado que esta oficina es “una herramienta que está funcionando muy bien, que está consiguiendo atraer proyectos muy interesantes a esta ciudad y es un buen instrumento para que sea esta oficina la que busque el mejor proyecto posible para La Base”. En opinión del concejal socialista, La Base debe acoger “proyectos que sean a punta de lanza de la transformación del modelo económico de la ciudad y no una oficina privilegiada para un despacho de una administración pública”.

El PSPV-PSOE se opuso “a una adjudicación que no solamente no estaba bien hecha, sino que no tenía sentido”, ha recordado el concejal y co-portavoz Borja Sanjuán. “La ciudad tiene espacios emblemáticos que tienen que servir para atraer grandes inversiones y para apoyar ese cambio de modelo productivo”, ha argumentado y ha puesto de ejemplo “la bienvenida que damos a grandes firmas como HP lufthansa, Siemens o Volkswagen cuando deciden que nuestra tierra es la mejor para invertir y la mejor para crear empleo de calidad”. 

En esta línea, ha planteado que los socialistas “proponemos que la ciudad aproveche la oportunidad que le brinda tener un espacio privilegiado como La Marina”. Así, ha asegurado que València “tiene que ser ambiciosa y no destinar estos espacios a cubrir las necesidades de la propia administración, sino a generar nuevas oportunidades para las personas que viven en esta ciudad”.

Compartir el artículo

stats