La celebración junto a la Feria del Automóvil de València de la segunda edición del València Motor Classic está siendo uno de los grandes alicientes de la edición de 2022 del salón de la automoción de Feria Valencia. La exposición de clásicos y coleccionismo -que se celebrará hasta mañana domingo mientras que el salón del automóvil no cerrará sus puertas hasta el martes- reúne auténticas joyas de colección del motor más clásico así como colecciones privadas y de clubes como los de Citroën o Seat. Se trata de colecciones privadas que salen a la luz con algunas piezas únicas como un Ford T de 1928, un Austin de 1959 o un Mercedes Benz 500K de 1936, de la colección de Desguaces Mackintosh. También causará sensación entre los visitantes la exposición ‘+ Que Clásicos’, con vehículos de época desde 1920 hasta la década de los 70 y que acoge a piezas tan deseables como Ferrari, Porsche, Austin Haley, Jaguar, Oldsmobile o Lotus.

El público visitante también podrá disfrutar de exposiciones tan curiosas como una muestra de vehículos utilizados para rodajes de cine y series de televisión, una muestra temática en torno a Jaguar clásicos o una retrospectiva sobre el mítico Ford Fiesta, el primer coche producido en la planta valenciana de Almussafes y que recientemente la marca del óvalo anunció su cese de fabricación. Los vehículos de dos ruedas también tendrán su protagonismo en el salón València Motor Classic, con la presencia de una exposición sobre motos clásicas de campeonato que incluirán algunos modelos de la colección de Jorge Martínez ‘Aspar’ o la primera motocicleta del campeón valenciano Ricardo Tormo así como una colección de motos históricas de cross y trial.

Destaca, además, la presencia de un modelo único como el Seat Toledo Podium, que se entregaba en exclusiva a los medallistas olímpicos españoles de Barcelona’92. Precisamente esta mañana ha estado en la feria la judoca valenciana Almudena Muñoz, que ha cedido su vehículo para esta exposición. Además, esta mañana la feria también ha recibido la visita de Albert Llovera, único piloto español parapléjico que participa en el Rally Dakar