Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo barrio situado detrás de la Fe echa a andar: "Ahora solo somos un lugar para dormir"

Los primeros residentes destacan la tranquilidad, pero echan en falta tiendas y servicios

19

Los primeros días de Turianova con residentes y visitantes Moisés Domínguez

Como si de los primeros colonos se tratara, los primeros habitantes de Turianova, el espectacular complejo residencial al sur de Malilla empiezan a vivir en un terreno casi virgen. De momento, con las carencias propias de algo que está en construcción, pero con las ventajas que esto supone también.

Turianova fue recepcionada el pasado mes de octubre. Es una urbanización que empezará ahora a demostrar qué grado de confort ofrece a sus habitantes. Mientras esto llega, se ha vendido como un terreno en el que la altura de las torres(y, por consiguiente, la edificabilidad "hacia arriba") permite disponer de mucha superficie para el esparcimiento. Ahora mismo, el silencio, sólo interrumpido por los obreros (no ha lugar a días festivos, se trabaja a destajo) acompaña a las grandes superficies de parques y jardines -éstos, eso sí, descuidados: el verde crece y sigue creciendo sin que alguien lo domestique-.

Una de las principales características de la incipiente Turianova, ubicada entre el Bulevar Sur y el Plan Sur, justo detrás de la Nueva Fe es que recibe visitantes. Sin agobiar, pero se nota la gente paseando. Algunos son vecinos ya del barrio, pero muchos otros acuden desde otras partes de la ciudad.

"Sobre todo, la tranquilidad". Aimé es una de las primeras inquilinas de los bloques de alquiler. Junto a José Ignacio aseguran que lo que más le gusta, ahora mismo, es "la soledad, que también es tranquilidad. De momento somos muy pocos en nuestra finca. La otra sí que empieza a verse bastante llena". Dos torres dedicadas exclusivamente a alquiler son las primeras que han traído a los conquistadores. El terreno está rodeado por una autovía, vías de tren y, por arriba, la vertical del aeropuerto. "Pues no se escucha nada. Cuando digo tranquilidad es también silencio en casa. Ni las grúas de construcción es oyen. Está muy bien insonorizado. Y mira que empiezan temprano, que yo salgo a las siete de la mañana a caminar y ya están. Y a las ocho de la noche también. Van a todo tren". De momento, estos pobladores conviven con esa sensación de vacío. Pero el fenómeno parece imparable: "mudanzas hay casi todos los días. En esta finca aún se ven muchas luces apagadas de noche, pero en la de enfrente ya hay muchas más".

Mucho espacio para aparcar

Se nota que tienen en la obra tienen el turbo puesto. Es festivo y en la torre en construcción se trabaja a destajo. Docenas de automóviles de los trabajadores se arraciman alrededor de la obra. No hay problema: otra de las características del complejo son las grandes dársenas para estacionar. A pesar de que todas las viviendas van con garaje incorporado. Incluso podría decirse que los carriles bici, para la cantidad de espacio de equipamiento que hay, parecen más estrechos de lo que podrían ser. Aquí, el que gana por goleada es el peatón, que goza de aceras amplias.

44

Así es Turianova, el nuevo barrio de València Germán Caballero

Y seguramente por todas estas sensaciones, muchos de los que transitan por sus calles en construcción no son "del barrio". Mucha gente se acerca desde los barrios cercanos, como Malilla o San Marcelino. De éste último se acude aprovechando un caminito y un puente bajo las vías del tren. "Esto es mucho nivelón. Sobre plano estaba en trescientos y pico mil... es que tienes esta tranquilidad Y al lado, el bulevar, el hospital... cuando lo comuniquen será más y mejor. Bueno, y los de Nueva Malilla aún son más caros".

"Casi todos somos visitantes"

Juan, Paula, Héctor y Paula comparten afición por los perros y coinciden en uno de los parques de socialización "que además son estupendos, con doble puerta y muy altos". No tienen problema en venirse desde las zonas colindantes. "Casi todos los que ves, ahora mismo, somos visitantes. Los que pasean o los que corren. Es que, ahora mismo, se está muy bien. Por lo menos, hasta que venga más gente. Y aún así, desde luego se ve muy amplio y cómodo". Una de ellas reconoce que "yo ya me asomé a verlos. Los primeros tienen terraza exterior, y además zona infantil, padel, piscina... que esto es nivelazo. Mira, como "los del Fermax" -en alusión a otra de las zonas". Aunque también apuntan a que "alguna vez hemos visto coches haciendo carreras".

Pedro José es vecino y señala ese factor como esencial: "que hay mucho jardín y mucha acera. Cuando acabe todo seguramente no será lo mismo, pero la sensación es de que esto es diferente". De momento, lo que echa en falta es "el Mercadona". Y todo lo demás. "Ahora mismo sólo somos un lugar para dormir. No hay nada que comprar, ni colegio al que ir, ni un lugar donde divertirse. Aún somos un poco ciudad fantasma, pero lo sabíamos".

"Que no se convierta en zona de botellón"

Que la zona es adictiva se ve también en casos como el de Manuel. Las máquinas de la empresa trabajan en las obras "y como he conocido el sitio me vengo con la niña a que lo disfrute. Aunque venga desde Torrent". Sí que señala, sin embargo, algunas dudas: "por ejemplo, que esto se convierta en zona de botellón. O que no se cuiden estos parques, que son estupendos, pero que necesitan mantenimiento", mientras señala las papeleras que están a rebosar. También se han llenado ya de grafitis los muros que separan de la V30. "A ver, es verdad que tienes que venir adrede, pero los parques son tan buenos, que pueden hacer que la gente que no tiene que venir, venga". Mientras, eso sí, es un lugar estupendo. "Porque son amplios, hay poca gente... da gusto".

"Esperamos el centro comercial"

Los hay que vienen adrede porque están contando los días que faltan para venirse a vivir. Raúl y Carolina es un joven matrimonio que adquirió sobre plano y están esperando el final de la obra. Pero, mientras, ya pisan su futuro territorio. Y tienen claro que les falta equipamiento básico. "Sobre todo, el centro comercial, que es esencial. Si, puedes ir a la ciudad a comprar o pedir por internet, pero será necesario que lo construyan". Y lo más pronto posible para no tener desabastecidas a miles de personas. Mientras, el lugar es "estupendo por la amplitud y por la tranquilidad". También esperan "una línea de autobús. Nos dijeron que en cuanto haya más gente la pondrán".

Compartir el artículo

stats