El padre de una niña de 3 años ha denunciado ante la Policía Nacional que un conductor de la EMT le obligó a él mismo y a su pequeña a bajar del autobús por no llevar mascarilla la menor. El hombre ha relatado su caso en Radio Valencia y ha anunciado en declaraciones a la emisora que ha presentado una denuncia ante la policía, así como ante la propia compañía municipal de transportes y ante la concejalía de Movilidad Sostenible por estos hechos.

Por su parte, fuentes de la empresa de autobuses han informado que han abierto una investigación interna para determinar qué ha pasado con estos usuarios, una vez han recibido esta queja en la Oficina de Atención a la Ciudadanía. "Se le atenderá y se revisará internamente el caso, como siempre se hace con todos los escritos que nos llegan", han indicado fuentes de la EMT. Respecto a la protesta ante Movilidad Sostenible, fuentes de este departamento han señalado que en caso de llegarles esta denuncia, la remitirán a EMT para que la tramite y la atienda.

Este ciudadano ha relatado que el domingo 4 de diciembre trató de subir al autobús de la línea 62 tras disfrutar de una tarde navideña con su hija en Nuevo Centro, sin embargo, al acceder al vehículo el conductor le indicó que no podía subir al bus si la pequeña no se ponía la protección. El viajero le argumentó al chófer que según la normativa vigente la niña no está obligada a llevar la mascarilla debido a su corta edad e incluso en los centros hospitalarios. Al final, después de una breve discusión , el hombre se bajó del bus y no quiso entrar en más polémicas para no retardar el servicio ni perjudicar a otros viajeros.

Según ha contado a la Cadena SER, tuvo que realizar el trayecto de vuelta a casa, a pie, con su hija en brazos y por la tarde-noche, con frío. Tras llegar a su domicilio, y dejar a la pequeña, procedió a presentar una denuncia en la Policía Nacional, el mismo domingo. Ya el lunes, 5 de diciembre, elevó una queja a la EMT y a Movilidad Sostenible.