Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro de innovación de la antigua Harinera echa a andar tras ocho años de obras

El ayuntamiento traslada al edificio industrial la oficina de captación de inversores, un vivero de empresas emergentes y la sede del CDTM

36

Antigua fabrica La Harinera Miguel Angel Montesinos

Ocho años y cinco millones de euros de inversión han sido necesarios para terminar las obras de consolidación y rehabilitación de la antigua fábrica de la Harinera, en la calle Juan Vedeguer. La fábrica, de titularidad municipal y casi en ruinas cuando en 2015 arrancaron las obras, ejecutadas por Rover bajo la dirección del arquitecto Miguel del Rey (VAM), será una de las piezas destacadas del futuro distrito de la innovación formado por el conjunto de naves industriales del Camí Fondo del Grao y la Marina de València. Un nodo innovador que el ayuntamiento aspira a conectar, a futuro a través del corredor verde sur, con el distrito innovador de Vara de Quart.

La concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, y los concejales de Innovación, Carlos Galiana, y Emprendimiento, Borja Sanjuán, han visitado hoy la antigua fabrica, rehabilitada y adaptada a sus nuevos usos, que mantiene su esencia industrial tanto en los acabados de hormigón visto como en elementos patrimoniales protegidos como la antigua tolva de madera de la fábrica de harinas, cuyos orígenes se remontan a 1921.

La fábrica se encuentra en un emplazamiento estratégico, entre los futuros desarrollos del PAI del Grao, donde la modificación del planeamiento ha incrementado hasta el 30% la reserva de edificabilidad para uso terciario con el objetivo de atraer empresas al entorno de la fachada marítima y de la Marina de Empresas.

Exterior de la fábrica, en la calle Juan Verdeguer

La idea, apunta Sandra Gómez, es generar un gran ecosistema innovador en el frente marítimo generando conexiones entre el centro innovador de la Harinera, los tinglados de la Marina, que también está previsto adecuar para la instalación de industrias creativas, o la Estación Marítima, que gestionarán Valencia Innovation District y la Asociación Valenciana de Startups.

Sanjuán y Galiana han explicado que "en unos meses" se instalarán en la antigua fábrica las oficinas de Invest Valencia, un servicio creado por el ayuntamiento y la Cámara de Comercio, dedicado a captar inversores y atraer empresas a la ciudad, que ha propiciado en los últimos meses la llegada de empresas como Siemens. También se trasladará a la Harinera el vivero de empresas o "Col.lab" de las Naves, donde el ayuntamiento se dedica a impulsar proyectos de empresas emergentes y que en cuatro años ha dado ya apoyo a 60 proyectos empresariales. Una de las grandes apuestas del ayuntamiento para la Harinera es la ubicación de la sede del Center for Digital Technology and Management, un programa de innovación europeo puntero que impulsan varias universidades alemanas y cuya primera sede fuera de la capital alemana estará en València. El CDTM, fundando en 1998, combina investigación tecnológica, dirección y emprendimiento y ha propiciado la creación de más de 240 empresas emergentes. El centro que el ayuntamiento de València negocia traer a la Harinera cuenta con patrocinadores industriales como Siemens o Personio.

Compartir el artículo

stats