La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha advertido que el gobierno municipal de Compromís y PSOE "sigue abusando de las contrataciones a dedo. En lo que llevamos de año 2022 se han firmado 1.913 contratos menores, es decir a dedo y sin concurso, que suman más de 12 millones de euros contratados por el ayuntamiento sin el correspondiente concurso y licitación", ha indicado la concejala popular.

Las concejalías que encabezan el top 5 de contrataciones "a dedo·" son" Servicios Centrales "con la firma de contratos por valor de 1,6 millones de euros, le sigue Fiestas y Fallas con más de un millón de euros, continúa en el pódium Recursos Culturales y Patrimonio Histórico con más de 870.341 euros, cerrando las primeras cinco posiciones Acción Cultural con 810.603 euros  y Mayores con 450.207 euros".  

 Catalá ha señalado que el alcalde Joan Ribó y sus socios del PSOE “siguen pasando de las advertencias de la Intervención Municipal que pide que no sea una práctica habitual este tipo de contrataciones a dedo y se opte por los concursos públicos. A pesar de ello, cada año desde el gobierno municipal es mayor la cantidad de contratos a dedo que firman y las cantidades a pesar de que muchos de ellos son previsibles ya que se realizan todos los años”. 

La portavoz del PP alerta que estos "abusos del gobierno municipal" han hecho que hasta la propia Agencia Valenciana Antifraude haya "puesto el foco en las contrataciones a dedo del Gobierno de Ribó y el PSPV", en referencia a resoluciones en las que se reprocha al consistorio "la falta de control o la irregularidad de varios contratos públicos para la gestión de la comunicación de teatros y bibliotecas y la promoción del festival Bonica Fest".

Joan Ribó interviene en un pleno del Ayuntamiento de València. MAMontesinos

Según los populares, el gobierno de Compromís y PSOE "cada año abusa más de la contratación a dedo, este año ya lleva más de 1.913 contratos por valor de 12 millones de euros". El año 2021 firmó "1.874 encargos sin concurso y aumentó el gasto en 3,1 millones respecto al año 2020". 

Desde que Ribó está al frente del Ayuntamiento de València, los gobiernos progresistas "han adjudicado contratos a dedo a empresas por valor de 110 millones de euros. Un total de más de 19.000 contratos menores o a dedo y más de la mitad de ellos no contaron con tres presupuestos que recomienda la Intervención municipal", concluyen los responsables del PP.

Respuesta del equipo de gobierno: "Son legales y se ha reforzado el control sobre ellos"

Por su parte, fuentes del ejecutivo local liderado por Ribó han subrayado que este gobierno "se ciñe escrupulosamente a ley de contratación del Estado, por lo tanto es ridículo que el PP insinúe que son irregulares o que se cometen abusos con este tipo de contrato. Si es precisamente la ley la que indica la forma en que se han de realizar este tipo de procedimientos, ¿por qué al PP no le parece bien que se cumpla con la legalidad?".

Los contratos menores, argumentan fuentes del equipo de gobierno, "se indican para una serie de procedimientos muy concretos que muchas ocasiones buscan que la administración sea ágil, algo que es evidente que al PP no le interesa para intentar desgastar al gobierno de Joan Ribó". Se debe recordar que el Govern del Rialto "ha reforzado el control de los contratos menores, y se han hecho más transparentes todos los procesos. También se ha adaptado la contratación menor con las instrucciones de la Agencia Antifraude", añaden estas fuentes oficiales.

"Lo que no hace ni tolera este gobierno", concluyen los portavoces del Rialto, "es el uso delictivo de este tipo de contratación como ocurría en la época del PP, con más de una sentencia firme en la que se demostró que troceaban contratos mayores para dárselos a sus amigos del alma, con personas condenadas y en la cárcel".