Las Fuerzas de Seguridad del Estado pondrán en marcha esta Navidad un dispositivo especial de vigilancia de más de mil agentes en aquellos lugares de especial concentración de personas, como las terminales de transporte, las zonas comerciales o los mercados extraordinarios, todo lo que se venía haciendo antes de la pandemia, sin olvidar que sigue decretada la alerta 4 antiterrorista y que ya estamos en un periodo de cenas de empresas que obligarán a multiplicar los controles de alcoholemia en toda la ciudad y a todas horas.

Según ha explicado la delegada del Gobierno, Pilar Bernabé tras la reunión de la Junta Local de Seguridad, el dispositivo especial estará desplegado desde el 9 de diciembre hasta el 10 de enero. Por lo que se refiere a la Policía Nacional, el despliegue será de 850 agentes que "actuarán de paisano y de uniforme", en los lugares más concurridos de la ciudad y en las terminales del transporte, tanto por el aumento de viajeros como por la alerta antiterrorista, que sigue en el nivel 4, como antes de la pandemia.

También seguirá en marcha el dispositivo especial de la Policía Nacional para evitar reyertas de jóvenes, un fenómeno que ha aflorado en los últimos eses. A lo largo del año, ha recordado Bernabé, se han puesto en marcha 16 operativos especiales, la mayoría de ellos relacionados con el tráfico de drogas y las armas a pequeña escala.

Más controles de alcoholemia y drogas

Por último, ha anunciado que se multiplicarán los controles de alcoholemia y drogas en las semanas previas y durante la Navidad. En este sentido, el alcalde de València, Joan Ribó, ha explicado que el despliegue especial de la Policía Local será de 260 agentes que se centrarán en la Cabalgata, la Nochevieja y los mercadillos. Y ha incidido en que no se puede conducir ebrio al volante. "La gente tiene que saber que si bebe tiene un alto riesgo de encontrarse con un control de la policía", ha dicho el alcalde, que no quiere que se produzcan casos como el reciente de Castelló, donde una persona ebria arrolló mortalmente a tres personas.

"La gente tiene que saber que si bebe tiene un alto riesgo de encontrarse con un control de la policía", advierte el alcalde

El alcalde también ha aludido a las celebraciones del mundial, pidiendo responsabilidad a los aficionados, "de la nacionalidad que sean" y haya el máximo respeto al mobiliario urbano, por ejemplo.

Finalmente, Ribó ha aludido a la vigilancia especial de la violencia de género, asegurando que tanto la EMT como la Policía Local estarán atentos a esta cuestión, especialmente preocupante en las fechas navideñas.

Grupo Gama de la Policía Local

También en este asunto ha incidido el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, que destacó el despliegue de cass 300 agentes por parte de la Policía Local. En el dispositivo de Nochevieja, en el que participarán 170 agentes, estará presente el furgón del grupo Gama de la Policía Local, especializado en violencia de género. Y se volverá a trabajar con taxistas y hosteleros para enseñarles cómo actuar cuando detecten algún caso de violencia contra las mujeres.

Se volverá a trabajar con taxistas y hosteleros para enseñarles cómo actuar cuando detecten algún caso de violencia contra las mujeres

Para Nochevieja, Cano ha explicado que aún está por definir el detalle de la fiesta, pero cree que el dispositivo de 2019 funcionó bien y podría ser la referencia para este año. En aquella ocasión hubo controles para evitar la entrada de botellas y vallados en los puntos de entrada, con límite de aforo.

Finalmente, para la Cabalgata se prevé un despliegue especial de 80 agentes. "En términos generales habrá un 20% más de policía en la calle, ahora que ha habido nuevas incorporaciones y podemos hacerlo", ha explicado Cano, que está convencido de que estas Navidades serán las de la vuelta a la normalidad.