València triplica su presupuesto para el control de plagas

El nuevo plan antiplagas cuesta más de un millón y medio de euros e incluye un censo de roedores que se actualizará cada año

Un operario trabaja en el alcantarillado de la ciudad de València. | LEVANTE-EMV

Un operario trabaja en el alcantarillado de la ciudad de València. | LEVANTE-EMV / Claudio moreno. valència

Claudio Moreno

Claudio Moreno

El nuevo contrato del Ayuntamiento de València para luchar contra las plagas de ratas e insectos en la ciudad costará a las arcas municipales 1.687.787 euros al año, triplicando la última inversión en plagas realizada por el consistorio. Fue en 2015 cuando el gobierno del Partido Popular dejó iniciada la licitación por un importe de 429.716 euros al año, un contrato al que más tarde el gobierno municipal de Compromís y el PSOE -titular del área de Salud– inyectó 180.000 euros para empezar a actualizar el servicio.

De este modo, con el nuevo contrato adjudicado a la empresa Lokimica, se duplica la inversión por vecino destinada a estos tratamientos, pasando de 1,30 euros a los 2,38 euros por ciudadano y respondiendo de este modo tanto al incremento de zonas verdes como a las quejas por cucarachas y ratas en barrios como Benicalap, Quatre Carreres, Camins al Grau y Zaidia.

Dicho gasto contempla una flota de 16 vehículos, dividida en 12 furgonetas –9 de ellas eléctricas–, un todoterreno con cañón pulverizador, un todoterreno con cañón termonebulizador, un camión con cesta elevadora y un vehículo para inspecciones conjuntas. Y a este equipo se añade un total de 25 aplicadores con un aumento del 79% en el personal aplicador.

Para gestionar este equipo el coordinador y cada una de las jefaturas de equipo dispondrán de una aplicación móvil compatible con el Sistema Integrado de Gestión (GIS) municipal, que permitirá conocer la ubicación en tiempo real de los recursos. Este GIS se ajustará a las necesidades específicas del servicio para garantizar una óptima gestión de los datos recogidos.

En lo relativo al control de las ratas, el nuevo plan del ayuntamiento pondrá a disposición del servicio un sistema de trampas móviles, que se complementan con trampas mecánicas en alcantarillas. Dichos cebos funcionarán en paralelo a un sistema de sensores que permiten distinguir a los roedores en el medio inspeccionado y, de forma más estructural, a un censo anual que la empresa adjudicataria realizará sobre los roedores de cara a conocer la evolución de la población en los distintos distritos de València.

Por otra parte, el conjunto de medidas destinadas a la erradicación de plagas en València incorpora la realización de pruebas de eficacia frente a insectos (cucarachas) mediante el uso de cepas de un hongo, el tratamiento anual de alta persistencia en los Distritos 1, 4, 11 y en el barrio de Ciutat Fallera, y una nueva estrategia para la revisión y tratamiento del alcantarillado con un contingente de 9 equipos. Del mismo modo, una de las medidas más importantes será la utilización de 50 cebaderos enterrados, de 20 cebaderos aéreos y de 40 planchas por año que, en caso de no ser utilizados, deberán acumularse para su utilización en años posteriores.

Formación general

Finalmente, en cuanto a las mejoras de tipo formativo, la empresa adjudicataria deberá organizar e impartir una veintena de charlas anuales en asociaciones vecinales y órganos colegiados, así como la organización de 25 talleres en centros escolares dirigidos al alumnado de 5º y 6º de primaria.

Esto irá de la mano de una campaña de cuñas radiofónicas y entrevistas radiofónicas para informar a la ciudadanía, y un Simposio Internacional de Plagas en la ciudad.

Suscríbete para seguir leyendo